Una mala primera parte condena al Carramimbre en el fortín de Canoe (83-64)

El Carramimbre no pudo consumar su asalto al Pez Volador de Real Canoe (83-64). Los de Paco García firmaron un mal inicio y se vieron superados en todas las y a las primeras de cambio. Al descanso la victoria se antojaba extremadamente complicada y solamente en el último periodo se vieron visos de mejoría.

  • Condenados a la heroica de nuevo

Incómodo desde un inicio, al Carramimbre le tocó remar desde que se puso el balón en juego, algo habitual en los encuentros a domicilio. Los locales salieron mucho más metidos y asestaron un parcial de 6-0 que les permitió hacerse con la iniciativa, la cual no cedieron en toda la contienda.  Los vallisoletanos, incapaces de hacer frente al poderío de Chema Gil y de detener las penetraciones Ánder Martínez (ocho puntos cada uno en el periodo inaugural), se encontraron diez puntos por debajo en apenas seis minutos de juego (18-8).

Paco García se vio abocado a pedir un tiempo muerto y a buscar una solución para cerrar el aro del CBC. El técnico vallisoletano apostó por Bradley Hayes y el conjunto carmesí empezó a sumar desde la pintura de la mano del pívot norteamericano, pero Real Canoe continuó anotando en prácticamente todas sus posesiones y al término del primer cuarto seguían doblando al Carramimbre en el marcador (25-12).

Con el paso de los minutos, el Carramimbre comenzó a frenar la sangría de puntos en la pintura, pero Canoe respondió desde la larga distancia. Los madrileños abrieron el segundo periodo con dos triples de Dani de la Rúa y otro de Tyson Pérez para poner más tierra de por medio con los visitante (34-19). Paco García paró el encuentro con un nuevo tiempo muerto y la reacción fue inmediata, aunque efímera. Un parcial de 0-5 dio alas a los visitantes, pero la ansiedad de tener a tiro al rival, propició varias imprecisiones que los locales aprovecharon para alcanzar su máxima ventaja al descanso (49-30). Como ya ocurriese en Melilla, al CBC le tocaba encomendarse a la heroica para remontar un encuentro muy cuesta arriba.

  • El Carramimbre no obra el milagro

Si el Carramimbre firmó un mal inicio de partido, el de la segunda mitad fue incluso peor. Un parcial de 13-3 de salida (62-33) dejó a los vallisoletanos prácticamente sobre la lona, cuando emergió la figura del reclamado Bradley Hayes, que primero dio una arenga espectacular durante el tiempo muerto y después se echó el equipo a la espalda sobre el parqué. Pero el paso adelante del pívot estadounidense, sin embargo, fue en vano. ZTE Real Canoe continuó como un vendaval y llegó a los últimos diez minutos con el encuentro en su mano (72-43).

Aunque la remontada del CBC era casi misión imposible, el orgullo y la identidad del conjunto de Paco García no permitió que bajasen los brazos. Los vallisoletanos, sin nada que perder a estas alturas de la contienda, comenzaron a defender y a sumar puntos al contraataque de la mano de Carlos Novas y Sergio de la Fuente.

Un parcial de 4-16 ratificó la mejoría del Carramimbre, pero ya era demasiado tarde. Real Canoe administró su ventaja con maestría y dejó morir un partido (83-64) que los vallisoletanos perdieron con claridad en los primeros veinte minutos.

Ficha técnica:

ZTE Real Canoe (83): Daniel de la Rúa (14), Aleksa Jugovic (12), Ánder Martínez (12), Tyson Pérez (19) y Chema Gil (12) -quinteto titular-. También jugaron: Adrián Fuentes (4), Álvaro Lobo (0), Walter Junior (-), Julen Olaizola (2), Borja Mendía (8) y Sergio Jiménez (-)

Carramimbre CBC Valladolid (64): Óscar Alvarado (0), Jonathan Kazadi (2), Greg Gantt (8), Sergio de la Fuente (19), Seydou Aboubacar (4) -quinteto titular-. También jugaron: Jubril Adekoya (2), Mike Torres (2), Álvaro Reyes (-), Álex Reyes (2), Carlos Novas (16) y Bradley Hayes (9).

Parciales: 25-12, 24-18 (49-30 al descanso), 23-13 y 11-21 (83-64 final)

Árbitros: Munar Bañón, Martínez Silla y Checa Nebot.

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail