El Carramimbre supera la trampa y se impone en la cancha de Marín (69-75)

Con mucho sufrimiento y remontada incluida, el Carramimbre CBCV se impuso en la cancha del colista (69-75) ante un buen Marín Ence Peixegalego que dominó durante prácticamente todo el encuentro pero que no pudo sentenciar. Los vallisoletanos, en una nueva demostración de saber jugar los finales apretados, no perdonaron y firmaron un gran último periodo (13-22) para superar la trampa en A Raña y mantenerse líderes de la clasificación una semana más. Los de Hugo López, así, inician la segunda vuelta con el quinto triunfo consecutivo y decimoquinto total del curso.

  • El Carramimbre solventa la mala puesta en escena

Después de una primera vuelta inmejorable, el Carramimbre CBCV iniciaba la segunda en la cancha del colista, un Marín Ence Peixegalego que estaba dejando mejores sensaciones que resultados y así lo ratificó desde que se lanzó la bola al aire. Los vallisoletanos, fríos inicialmente, necesitaron varios minutos para tomarle el pulso al encuentro y sumar sus primeros puntos. De hecho, en los primeros cuatro minutos de partido, los visitantes solamente sumaron un punto desde la línea de personal de la mano de Seydou Aboubacar y se vieron a remolque (8-1) ante los gallegos. Demasiados fallos, errores en el tiro y rebotes ofensivos de los locales, lastaron a Hugo López y los suyos.

Con Mike Torres comandando a los suplentes, los carmesí se hicieron con el tono que exigía la contienda en el pabellón de A Raña y pasaron del 13-5 al 15-12 en un visto y no visto. Un triple de Kimbal Mackenzie empató el partido (15-15) y certificó la mejoría de los castellanos, aunque un nuevo estirón de los de Javi Llorente clausuró el primer acto con un 20-15 en el marcador. El Carramimbre, a rebufo a pesar de su mala puesta en escena.

La mejoría, sin embargo, cayó en saco roto y al inicio del segundo periodo se repitió el mismo guion que en el primero. Marín Peixegalego regresó al parqué con un punto más de intensidad y golpeó a los pucelanos con un parcial de 7-0 que volvió a despegar a los locales (30-19) y obligó a Hugo López a pedir una tregua de nuevo. El Carramimbre, incómodo ante la defensa gallega y errático en el tiro, especialmente desde la línea de personal, no fue capaz de remontar gran parte de la renta hasta los últimos minutos de la primera mitad.

Después de moverse en diferencias cercanas a los diez puntos y llegando a estar 12 abajo, de la mano de Frank Bartley, creciendo conforme avanzaba el encuentro, el CBC alcanzó el descanso con un balsámico 38-34 en contra. A pesar de que las sensaciones no eran buenas, el partido seguía muy vivo para los carmesí.

  • Enésimo buen final del Carramimbre para anotarse la victoria

Tras el paso por vestuarios, al Carramimbre, como durante los primeros 20 minutos, le costó seguir el ritmo de un Marín Peixe Galego que estaba mandando con autoridad. Los de Javi Llorente mantuvieron a raya a los visitantes y los castigaron una y otra vez cuando la remontada atisbaba en A Raña. Los vallisoletanos, no obstante, se mantuvieron siempre a tiro a pesar de la falta de acierto y, de hecho, en la recta final del tercer periodo se pusieron por delante por primera vez en todo el partido (52-53). Frank Bartley, con 13 puntos y 19 de valoración por aquel entonces, había devuelto el mando a un CBC Valladolid al que la alegría le duró solo unos instantes, ya que el conjunto pontevedrés recuperó la iniciativa antes de encarar los últimos diez minutos (56-53).

Tras un esfuerzo titánico y 30 minutos a remolque del colista, el Carramimbre había logrado llegar a la recta final con vida y sabedor de que los finales apretados le van bien en la presente temporada. Los de Javi Llorente, no obstante, volvieron a amagar con romper el partido (64-59), pero Hugo López acudió al rescate con un tiempo muerto que lo cambió todo. Los vallisoletanos frenaron el ritmo del partido y, tirando de pizarra, un triple de Niksha Federico encendió la voz de alarma de alarma en el pabellón de A Raña y puso a tiro al líder de la LEB Oro.

Desde entonces, el partido cambió completa y definitivamente. El conjunto vallisoletano optó por defender en zona y un parcial de 0-13 terminó de cortocircuitar a un gran Marín Peixegalego que dominó durante 35 minutos, pero que no fue capaz de dar la puntilla. El buen hacer de Kimbal Mckenzie y Sergio de la Fuente, ambos claves en los minutos críticos, permitió al CBCV sentenciar el encuentro a falta de un minuto y certificar el triunfo en suelo gallego (69-75). La segunda vuelta empieza como empezó y terminó la primera: con una victoria, la quinta consecutiva y decimoquinta del curso. Que el ritmo no pare.

  • rueda de prensa de hugo lópez:

  • Ficha técnica

Marín Ence Peixegalego (69): Carlos Noguerol (2), Romone Saunders (8), Taiwo Badmus (14), Jacobo Díaz (8), Saquille Doorson (8) -quinteto inicial-. También jugaron: Pablo Castro (0), Álex Mazaira (11), Sergio Yubero (0), Sango Niang (16), Juanchi Orellano (2), Rodrigo Seoane (0) y Joel Hernández (-).

Carramimbre CBCV (75): Toms Leimanis (8), Frank Bartley (13), Niksha Federico (12), Sergio de la Fuente (9), Seydou Aboubacar (4) -quinteto inicial-. También jugaron: Jubril Adekoya (2), Kimbal Mackenzie (13), Mike Torres (8), Guim Expósito (4), Dani Astilleros (-) y Tom Granado (2).

Árbitros: Bravo Loroño, Martínez Prada y Marqueta García. Sin eliminados.

Parciales: 20-15, 18-19 (38-34 al descanso), 18-19 y 13-22 (69-75 final).

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail