El Carramimbre se reencuentra con la victoria ante Covirán Granada (80-70)

El Carramimbre pone fin a su racha de derrotas, que ha quedado en tres. Los de Paco García volvieron a reencontrarse con la victoria (80-70) y las buenas sensaciones tras un serio encuentro ante Covirán Granada. Los vallisoletanos, que dominaron de principio a fin, rayaron a un gran nivel, sobretodo en defensa, y sumaron el sexto triunfo de la temporada.

  • Las faltas personales deslucen una gran primera parte

Ya desde un inicio, Carramimbre y Covirán Granada dieron buena muestra de la igualdad que iba a marcar el encuentro. Los dos conjuntos empezaron acertados de cara al aro e intercambiaron golpes en los compases iniciales. Los vallisoletanos, no obstante, subieron una marcha en defensa y consiguieron varias canastas al contraataque para cerrar con ventaja el primer periodo (20-16). La mala noticia, sin embargo, fue los problemas de faltas de los interiores locales: Sergio de la Fuente y Bradley Hayes, que cometieron dos personales cada uno. Y la sangría no iba a quedar ahí.

La inercia positiva continuó en el segundo periodo y un parcial de salida de 10-4 de salida le sirvió al Carramimbre para ponerse con diez puntos de ventaja (30-20). Álex Reyes, que se fue hasta los 15 de valoración al descanso, lideró a los suyos en este tramo en el que, de nuevo, el único pero fueron las faltas personales de las torres locales.

Los de Paco García entraron muy pronto en bonus y Covirán Granada fue capaz de recortar las diferencias antes del descanso a base de tiros libres y triples (44-29). Además, las cuatro personales de Seydou Aboubacar y las tres de Sergio de la Fuente y Bradley Hayes, suponían un importante hándicap para la segunda mitad.

  • Seriedad balsámica

El inicio de la segunda parte fue calcado al de la primera. El Carramimbre fue de menos a más y se hizo con una ventaja de nueve puntos (60-51) a pesar del parcial de 2-6 de salida a favor de los andaluces. Paco García, condicionado por los problemas en sus pívots, apostó por un quinteto pequeño y sacó rédito gracias a la mayor velocidad de los suyos. Los vallisoletanos, así, afrontaron el último periodo con una buena renta (66-58).

El Carramimbre, que llevó la iniciativa durante todo el partido, también contuvo a Covirán Granada durante el cuarto periodo. Los de Paco García no bajaron el nivel de intensidad ni de concentración ante un conjunto, el granadino, que llegó con opciones a los dos últimos minutos (74-69).

Álex Reyes (26 de valoración), a pesar de jugar como ala-pívot durante muchos minutos, continuó con su exhibición anotadora y el Carramimbre se desfondó en defensa, cerró su aro y enfrió el partido para dar la puntilla a un Covirán Granada que vendió muy cara su piel (80-70). Y tras tres tropiezos consecutivos, llegó una victoria balsámica para los de Paco García, que ya suman seis triunfos.

Ficha técnica:

Carramimbre CBC Valladolid (80): Óscar Alvarado (0), Jonathan Kazadi (0), Greg Gantt (15), Sergio de la Fuente (6), Seydou Aboubacar (7) -quinteto titular-. También jugaron: Jubril Adekoya (3), Mike Torres (9), Álvaro Reyes (-), Álex Reyes (24), Bradley Hayes (9) y Carlos Novas (7).

Covirán Granada (70): Carlos Cobos (3), Manuel Rodríguez (2), Joan Pardina (10), Devin Wright (4), Guillermo Rubio (8) -quinteto titular-. También jugaron: Eloy Almazán (5), Carlos Corts (5), Alejandro Bortulossi (11), Josep Pérez (7), Alejandro Marín (8), David Iriarte (-) y Sergio Olmos (7).

Parciales: 20-16, 24-23 (44-39 al descanso), 22-19 y 14-12 (80-70 final)

Árbitros: Zafra Guerra, Muñoz García y Báez Batista.

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail