El Carramimbre cumple ante Lleida y se jugará los playoffs en la última jornada (79-58)

Los de Paco García no fallaron en su último encuentro de liga regular en Pisuerga y no necesitaron mucho para vencer a un rival sin nada en juego. Por si fuera poco, Levitec Huesca perdió en Coruña y Melilla venció en Palencia, con lo que los vallisoletanos se clasificarán para la promoción de ascenso siempre que ganen o pierdan por menos de 34 puntos en suelo oscense.

Victoria y tropiezo de un rival directo. El Carramimbre cumplió y venció a Força Lleida (79-58) y además vio acompañado su triunfo de la derrota de Levitec Huesca en el feudo de Leyma Coruña y de la victoria de Melilla en Palencia. Así, los de Paco García disputarán la última jornada de la liga en suelo oscense y serán equipo de playoffs si vencen o pierden por menos de 34 puntos.

  • Una marcha más del CBC, suficiente para mandar

Con mucho en juego para los locales pero nada más allá del honor para los visitantes comenzó el último partido de la liga regular en el polideportivo Pisuerga. El Carramimbre CBCV, que dependía de sí mismo para estar en los playoffs, debía vencer a un ICG Força Lleida que demostró, desde los primeros minutos, que no estaba al mismo nivel de tensión que los vallisoletanos.

Castellanos y catalanes firmaron un primer cuarto plagado de imprecisiones y con unas defensas que brillaban por sus ausencias. Los ataques en ambos lados de la cancha se sucedían con una velocidad de vértigo y, sin apenas faltas ni parones, los primeros diez minutos pasaron a una velocidad de vértigo. Así, el buen hacer de Seydou Aboubacar (9 puntos y cuatro rebotes para 14 de valoración), permitió a las ardillas liderar la contienda desde el asalto inaugural (20-17).

Con muy poco, los hombres de Paco García ya llevaban la manija, pero no quisieron ofrecer ninguna concesión a un ICG Força Lleida liberado que podía entrar en ebullición en cualquier momento. Los de Jorge Serna no tuvieron opción. Greg Gantt y Mike Torres abrieron el segundo periodo con sendos triples y el Carramimbre comenzó a coger velocidad de crucero. De hecho, alcanzado el ecuador de este cuarto, los vallisoletanos endosaron un parcial de 15-2 y pusieron tierra de por medio con su rival (35-19), obligando al técnico de los catalanes a solicitar un tiempo muerto.

La reacción ilerdense fue inmediata y en la recta final de la primera mitad lograron maquillar el resultado y recortar diferencias. Los locales se dejaron llevar momentáneamente y llegaron al descanso por delante (39-29), aunque sin haber sentenciado el encuentro. Seydou Aboubacar, colosal con 13 tantos y siete rebotes (19 de valoración), estaba siendo el jugador más destacado de un encuentro vistoso pero poco intenso.

  • Triunfo… y buenas noticias desde Coruña y Palencia

Tras el paso por vestuarios, los de Jorge Serna encendieron las alarmas de Pisuerga con cinco puntos consecutivos, pero el Carramimbre CBCV respondió con un triple de Greg Gantt. Sin presión alguna, los ilerdenses mejoraron en esta segunda mitad, aunque a los vallisoletanos les bastó con ir a tirones para mantener las diferencias y no poner en riesgo la victoria (52-40). Los buenos minutos de Óscar Alvarado en este tramo, liderando una nueva actuación coral, permitieron encarar los últimos diez minutos con una ventaja que invitaba al optimismo (61-48).

El Carramimbre CBCV, lejos de relajarse y comprometer sus opciones, subió una marcha más al inicio del último periodo para distanciarse de forma casi definitiva (69-52) a falta de ocho minutos. Ni siquiera el tiempo muerto solicitado por el técnico rival, Jorge Serna, reanimó a un ICG Força Lleida que adoleció su falta de objetivos ante el hambre de las ardillas.

Sin disputar un partido brillante pero sí con más intensidad que su adversario, los vallisoletanos se dedicaron a probar cosas y a gustarse en los últimos compases de un encuentro con poca historia en el que también participó el canterano David Fernández y en el cual destacó un inconmensurable Seydou Aboubacar (17 puntos, 14 rebotes y 28 de valoración). Así, con poco que reseñar, el Carramimbre CBCV cumplió y certificó la victoria (79-58) ante ICG Força Lleida en su último encuentro de liga regular en Pisuerga.

Además, minutos después de consumarse el triunfo en el feudo carmesí, llegaban las buenas noticia desde La Coruña y Palencia, donde el Leyma se imponía a Levitec Huesca y Melilla Baloncesto hacía lo propio ante los palentinos, resultados que disparan las opciones de las ardillas de ser equipo de playoffs. Así, en caso de victoria o de una derrota por menos de 34 puntos en suelo oscense, los castellanos estarán en la promoción de ascenso.

rueda de prensa de paco garcía:

Ficha técnica:

Carramimbre CBC Valladolid (79) Óscar Alvarado (8), Greg Gantt (8), Álex Reyes (7), Jubril Adekoya (5), Seydou Aboubacar (17) -quinteto titular-. También jugaron: Mike Torres (12), Álvaro Reyes (-), Jonathan Kazadi (2), Daniel Astilleros (6), David Fernández (0), Sergio de la Fuente (11) y Carlos Novas (3).

ICG Força Lleida (58): Adrián Chapela (3), Filip Djuran (10), Miquel Feliu (5), Saquille O’Neal (8), Obi Kyei (11) -quinteto titular-. También jugaron: Jordi Bergada (0), Abdoulaye Mbaye (6), Frederic Stutz (15), Josh Steel (0), Albert Lafuente (0) y Dukan Dukanovic (0).

Parciales: 20-17, 19-12 (39-29 al descanso), 22-19 y 18-10 (79-58 final)

Árbitros: Morales Ruiz, Lema Parga y González Banderas.

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail