El Carramimbre cede en el segundo envite pero llegará a Pisuerga con un valioso empate (76-70)

No hubo segunda machada en el Javier Imbroda. El Carramimbre CBC cedió en el segundo encuentro de la serie ante un enorme Melilla Baloncesto (76-70) y un descomunal Caleb Agada (34 de valoración). Los de Paco García firmaron un buen encuentro, pero la calidad de los locales acabó decidiendo el segundo punto de una eliminatoria que llegará igualada a Pisuerga.

  • Greg Gantt lidera a un descarado Carramimbre

Tras conseguir la victoria en el partido inaugural de la serie, el Carramimbre volvió a salir con el cuchillo entre los dientes en busca de una segunda machada en el Javier Imbroda. Lejos de pensar que los deberes ya estaban hechos a domicilio, el conjunto carmesí realizó una buena puesta en escena para avisar de sus intenciones. Bajo la batuta de un Óscar Alvarado que impuso un ritmo endiablado a la contienda, apareció Greg Gantt con su fusil para anotar dos triples y otorgar las primeras rentas a los vallisoletanos (5-9). La dirección de uno y el acierto del otro, fueron el preludio del desarrollo de un primer periodo de color carmesí.

Con Seydou Aboubacar partiendo de titular y rindiendo bien durante los primeros compases, el Ciudad de Valladolid obligó a Alejandro Alcoba a solicitar un tiempo muerto muy tempranero (con 5:57 restantes) después de un parcial inicial de 5-12. La intensidad defensiva de los castellanos permitió al base canario correr al contraataque y desarbolar a un Melilla Baloncesto lento en las transiciones defensivas y que encadenó varios minutos sin poder anotar. Los locales, sin embargo, mejoraron con las entradas de Agada y Felipe Dos Anjos para responder con un 7-0 que rompió Greg Gantt con su tercer triple (11 puntos y 3/4 desde la larga distancia) para concluir el primer acto (17-19).

Ni siquiera el parón detuvo al escolta floridano, que abrió el segundo periodo como lo terminó: anotando. Los melillenses, incapaces de frenar al estadounidense, optaron por el músculo para dominar a un Carramimbre que acusó la falta de centímetros. Vasilije Vucetic entró en escena y se echó al equipo a la espalda para revertir las tornas y obligar a Paco García a pedir un tiempo muerto que devolviese el nivel defensivo a los suyos (31-30 con 5:45 para llegar al descanso).

Sin muchas opciones para el juego interior, el técnico vallisoletano apostó por la velocidad y la verticalidad de la segunda unidad, la cual comandaron Mike Torres y Jonathan Kazadi. Los dos exteriores tomaron el testigo de Greg Gantt para mantener el nivel anotador, a pesar de que con el paso de los minutos cada vez era más difícil. Los de la ciudad autónoma habían impuesto una marcha más en la faceta defensiva y comenzaron a ver el aro con facilidad al otro lado de la cancha. Y aun así, el Carramimbre, combativo e incapaz de salirse del partido, encontró oxígeno con los puntos al contraataque y resistió el arreón de los locales para cerrar una primera parte tremendamente igualada y disputada (38-37).

  • Agada impone su ley para igualar la eliminatoria

En 20 minutos, el Carramimbre había mostrado su descaro y su intención de buscar la segunda victoria a domicilio y ni mucho menos conformarse con la primera. Eso sí, la imperiosa necesidad de vencer de los locales también había quedado patente, aunque los vallisoletanos no permitieron que esas ganas se tradujesen en diferencias de tanteo.

Así, sin tregua alguna, Melilla Baloncesto y Carramimbre volvieron a la carga en un tercer periodo en el que ninguno logró imponer su ley al otro. Ni los locales, liderados por Caleb Agada y Gjuroski; ni los visitantes, sustentados por los puntos de Greg Gantt y Mike Torres, fueron capaces de despegarse en el marcador lo más mínimo y encararon los últimos diez minutos con todo por decidir (56-54) tras una gran canasta de Álex Reyes sobre la bocina.

El cacereño, que venía de ser el MVP en el primer encuentro de la serie, había tenido que esperar hasta ese tercer cuarto para sumar sus primeros puntos de la tarde, algo que acusó el equipo castellano. Sin un relevo claro para los puntos de Greg Gantt en la primera mitad más allá de la actuación de Mike Torres, al Carramimbre CBCV se le puso cuesta arriba la contienda en los primeros compases del último asalto. Los errores y la defensa, en esta ocasión, no marcaron las diferencias a favor de las ardillas.

Caleb Agada continuó con su particular exhibición para colocar a los suyos con máxima ventaja a falta de cinco minutos (67-59). El canadiense, que también firmó un buen encuentro en la jornada inaugural, desarboló completamente la defensa de un Carramimbre CBCV al que ni siquiera le surtió efecto la zona, como sí ocurrió el pasado jueves. Su recital fue el principal impedimento para el segundo triunfo vallisoletano.

En esta ocasión, fueron los melillenses quienes estuvieron más acertados en los últimos minutos del partido y, a pesar de que las ardillas se mantuvieron a rebufo (74-69 a falta de 1:20), la victoria acabó cayendo para los de la ciudad autónoma. Los de Paco García llegaron a gozar de dos posesiones para haber forzado aún más en la recta final, pero la buena labor defensiva de los locales acabó dilapidando las opciones de los carmesí para terminar poniendo la igualada en la serie (76-70). El jueves a las 21:00 y el sábado a las 17:00, tercer y cuarto asalto entre Carramimbre CBCV y Melilla Baloncesto.

rueda de prensa de paco garcía:

Ficha técnica:

Club Melilla Baloncesto (76): Josep Franch (10), Txemi Urtasun (6), Juan Rubio (5), Stojan Gjuroski (15), Darko Balaban (0) -quinteto titular-. También jugaron: Luis García (-), Javi Marín (0), Alberto Artiles (-), Felipe Dos Anjos (8), Vasilije Vucetic (11), Caleb Agada (21) y Jonathan Gilling (0).

Carramimbre CBC Valladolid (70): Óscar Alvarado (4), Greg Gantt (20), Álex Reyes (7), Jubril Adekoya (4), Seydou Aboubacar (4) -quinteto titular-. También jugaron: Mike Torres (18), Álvaro Reyes (-), Jonathan Kazadi (9), Daniel Astilleros (2), David Fernández (-), Sergio de la Fuente (2) y Carlos Novas (0).

Parciales: 17-19, 21-18 (38-37 al descanso), 18-17 y 20-16 (76-70 final)

Árbitros: Zafra Guerra, Caamaño Muñoz y Fernández Carretero.

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail