El Carramimbre CBCV y la FAPSCyL, juntos en favor de la accesibilidad para personas con discapacidad

El Carramimbre CBCV y la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León irán de la mano en favor de la accesibilidad para personas con discapacidad. El compendio, así, estará presente en el polideportivo Pisuerga durante el encuentro de los carmesí frente a Leche Río Breogán Lugo para promocionar su iniciativa ‘PlasPlas Cocina’, un proyecto que pretende desarrollar la autonomía personal y mejorar la empleabilidad de las personas sordas a través de la cocina.

Asimismo, y con el objetivo de concienciar, la FAPSCL, entidad de referencia para las personas sordas de Castilla y León, repartirá 500 pares de aplaudidores especiales antes del Carramimbre CBCV – Leche Río Breogán Lugo que se disputará este viernes 25 de octubre a las 20:45, y durante el descanso del mismo, ambas partes realizarán una recepción simbólica sobre el parqué de Pisuerga para ratificar el compromiso de colaboración en favor de la institución.

El proyecto de la FAPSCL, así, se debe a que “Plas, plas” emularía el sonido y ademán de dos palmadas que, hechas a una posición visible, pueden ser usadas en una comunicación en la que intervengan personas sordas con la intención de llamar la atención o darse por enterado de algo. Podría entenderse como la adaptación de la expresión “Oído, cocina” tan popular en las salas de restauración y también usada en un ámbito más doméstico e informal.

A su vez, esta campaña tomaría forma por medio de un curso de Ayudante de Cocina. Convirtiéndose en una formación práctica para mejorar la empleabilidad de los alumnos, pues capacita profesionalmente a los participantes como ayudantes de cocina en instalaciones de primer nivel y ofrece un espacio de interacción en el que, mediante actividades dirigidas, entrenar habilidades sociales y competencias transversales como la empatía, la asertividad, la creatividad, el desarrollo del juicio crítico, la toma de decisiones, la resolución de conflictos o el trabajo en equipo entre fogones.

El proyecto, así, prevé que todas las acciones sean accesibles para personas sordas. Los profesionales de FAPSCL son competentes para comunicarse en lengua de signos española. En el aula se apoyará la comunicación a través de intérpretes de lengua de signos, tanto para adaptar los contenidos como para facilitar la participación y cohesión de todos los alumnos, que pueden tener diferentes grados de pérdida auditiva y preferencias por diversos códigos comunicativos. Además, a través de este proyecto se pretende brindar una alternativa formativa a los usuarios, quienes cuentan con grandes dificultades para participar en las formaciones ofertadas por los circuitos y entidades habituales, principalmente debido a los procesos de selección que hay que superar y a la falta de asunción de criterios y recursos para garantizar la accesibilidad a la información y comunicación.

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail