El Carramimbre CBCV continúa invicto tras vencer a Ourense en Íscar (81-72)

Cuatro de cuatro para un Carramimbre CBCV que continúa invicto. Los de Hugo López, que firmaron un segundo cuarto brillante con un parcial de 15-0, volvieron a dejar buenas sensaciones y se impusieron a un Club Ourense Baloncesto que nunca se rindió y tensó la cuerda hasta el último minuto (81-72). El próximo compromiso de los carmesí, el sábado a las 20:00 en Palencia para disputar las semifinales de la Copa Castilla y León ante el anfitrión Chocolates Trapa.

  • Exhibición defensiva para encarrilar el encuentro

Marcado en rojo desde hace semanas, el partido amistoso contra el Club Ourense Baloncesto significaba el reencuentro entre el Carramimbre y Óscar Alvarado. Y la cosa no pudo empezar mejor para el canario ni peor para las ardillas. Un parcial de 0-6 de salida con todos los puntos anotados por el ex jugador carmesí puso en alerta a Hugo López y los suyos, quienes no tardaron en reaccionar a base de defender. Una canasta de Sergio rompió la racha y, a pesar de que se retiró lesionado unos minutos, fue la chispa que disparó a CBC.

Un parcial de 15-0 dio la vuelta a la contienda (18-8) y la dinámica se tiñó de carmesí por completo. Varios destellos de Frank Bartley, que lideró la reacción con seis puntos, eclipsaron a un Ourense que fue de más a menos, desangrándose con las pérdidas (seis en el primer periodo y otras seis en el segundo). Los de Hugo López, así, se llevaron el asalto inaugural por 22-16 tras diez minutos en los que Dani Astilleros también participó, dejando atrás el leve esguince de tobillo sufrido en la última semana.

La inercia favorable a los locales no solo no cesó al inicio del segundo periodo, sino que los vallisoletanos se dispararon aún más. La intensidad defensiva de las ardillas fue creciendo paulatinamente hasta completar una primera mitad prácticamente impoluta en esa faceta. El buen trabajo atrás, sumado a la velocidad y la alegría ofensiva impuesta por Toms Leimanis (cuatro asistencias y diez de valoración al descanso) y el acierto de Frank Bartley (10 tantos), impulsó al Carramimbre CBCV hasta una máxima de 17 puntos con la que ambos equipos se retiraron a vestuarios (45-28).

  • Ourense aprieta, el Carramimbre resiste y se impone

Inspirado en su regreso a suelo vallisoletano, los 11 puntos de Óscar Alvarado era la cifra más alta de un Ourense incapaz de descifrar la defensa carmesí durante la primera mitad. No obstante, el no poder contar aún con Alfredo Ott y Connor Wood lastró a los hombres de Gonzalo García de Vitoria, quienes, además, venían sin descanso después de otra prueba ante Chocolates Trapa Palencia. Aun así, ni el Carramimbre ni Niksha Federoco regresa al parqué de Íscar con la intención de no hacer prisioneros y los cinco puntos consecutivos del alero con pasaporte italiano así lo demostraron.

Los de Hugo López no tardaron en establecer su máxima ventaja en 23 puntos (55-32), obligando al técnico visitante a solicitar un nuevo tiempo muerto para enfriar al Carramimbre CBCV. Fue en vano. Las ardillas, cómodas con la renta que atesoraban, la administraron con maestría y no permitieron que los gallegos minaran el colchón para afrontar con garantías el último asalto (61-44).

Los orensanos, lejos de capitular ante el cansancio y la losa del marcador, hicieron saltar las alarmas en el cuadro vallisoletano con una salida en tromba. El tercer triple de Óscar Alvarado en el partido (19 puntos entonces y sin fallo desde más allá del arco), hizo saltar las alarmas en Hugo López, quien se vio obligado a solicitar un tiempo muerto para enderezar a la nave carmesí. Dicho y hecho. Un pequeño parcial de 5-0 volvió a dar oxígeno al Carramimbre, aunque los gallegos iban a volver a la carga en la recta final del partido.

Los de Gonzalo García de Vitoria se agarraron con uñas y dientes a su segundo partido en dos días, pero Sergio de la Fuente reprimió parcialmente el conato de remontado. Seis puntos casi consecutivos del ala-pívot (74-62 a falta de tres minutos) estiraron a los vallisoletanos y, aunque hubo varios amagos de igualada por parte de los gallegos, el Carramimbre terminó sentenciando, no sin sufrimiento (81-72). El cansancio y los problemas de faltas fueron las asignaturas pendientes en una recta final con poco brillo pero sí actitud para certificar el cuarto triunfo de la pretemporada.

  • Rueda de prensa de Hugo López:

  • Ficha técnica

Carramimbre CBCV (81): Toms Leimanis (9), Kimbal Mackenzie (4), Frank Bartley (17), Sergio de la Fuente (11), Tom Granado (4) -quinteto inicial-. También jugaron: Jubril Adekoya (9), Mike Torres (3), David Fernández (2), Niksha Federico (11), Dani Astilleros (0), Seydou Aboubacar (8) y Juan Rubio (3).

Club Ourense Baloncesto (72): Óscar Alvarado (23), Andrzej Pluta (8), Edu Martínez (5), Thomas Tshikaya (10), Darko Balaban (2) -quinteto inicial-. También jugaron: Javier Cerviño (-), Marco Prado (-), Manuel Vázquez (7), Pol Figueras (7), Kevin Van Wijk (1), Víctor Serrano (9) y Jovan Vojinovic (-).

Árbitros: Martínez, González y Del Val. Sin eliminados.

Parciales: 22-16, 23-12 (45-28 al descanso), 16-16 y 20-28 (81-72 final).

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail