El Carramimbre cae en la prórroga y sigue sin vencer a Palencia en partido oficial (101-97)

Otro derbi para el recuerdo y otro derbi que pierde el Carramimbre ante Palencia. El CBC Valladolid cayó en la prórroga en el feudo de un Chocolates Trapa (101-97) que mandó el partido al tiempo extra gracias a un mate de Moussa Koné, que hundió el balón después de que Steve Vasturia (43 de valoración) errara su penetración prácticamente sobre la bocina.

  • Sanz y Vasturia marcan el ritmo

A pesar de que se enfrentaban los dos mejores ataques de la categoría, los errores de ambos conjuntos marcaron los primeros compases del partido. Motivado por la sonora pitada que recibió en la presentación, Sergio de la Fuente capitalizó las primeras posesiones del Carramimbre, pero el acierto no acompañó al capitán. Los palentinos, que salieron con un punto más de velocidad, se apuntaron las primeras rentas (8-2). El CBC no tardó en asentarse sobre el parqué y las canastas empezaron a llegar, pero los puntos no se acompañaron de buenas defensas y Palencia mantuvo a raya a los visitantes.

Los decibelios iban en aumento y Chocolates Trapa Palencia se contagió de la intensidad que pedía la grada. Todo lo contrario que un Carramimbre que se empequeñeció y encajó un parcial de 7-0 (17-9), lo que obligó a Paco García a solicitar un tiempo muerto. Steve Vasturia, que se fue hasta los 8 puntos en los primeros diez minutos, puso a los palentinos con una ventaja de 11 puntos, aunque los vallisoletanos se estiraron en el último minuto con siete tantos, incluido un triple sobre la bocina de Álex Reyes, y apretaron la contienda (24-20).

Jorge Sanz y Steve Vasturia (23 de valoración al descanso) habían marcado el tempo durante los primeros diez minutos y no cedieron la batuta en el segundo asalto, aunque la entrada de Mike Torres detuvo parcialmente la sangría de puntos que llegaba desde el perímetro. Chocolates Trapa Palencia volaba sobre su marqué y se encontraba muy cómodo jugando con un ritmo frenético, mientras que el CBC Valladolid, lento en los balances defensivos y defendiendo en estático, concedía muchos puntos tras fallos y no estaba fino de cara al aro. Las malas noticias se acumulaban para el conjunto carmesí, aunque la mejor, sin duda, fue que la diferencia era casi mínima al descanso (45-39).

  • El Carramimbre no sentencia y lo acaba pagando

Los 45 puntos encajados en la primera mitad hablaban por sí solos y el Carramimbre, si quería vencer, debía mejorar notablemente en defensa. Y la arenga de Paco García caló en sus jugadores, ya que los visitantes, esta vez sí, se aislaron del ambiente y se bajaron al barro para empezar a trabajar en la remontada. De la mano de un Óscar Alvarado que en esta ocasión sí se hizo con la manija, los vallisoletanos empataron el partido (57-57), algo inédito desde que se lanzó el balón al aire.

El Carramimbre continuó con la buena dinámica y una canasta de Hayes permitió a los de Paco García gozar de su primera ventaja en la recta final del tercer cuarto (60-62). Sin embargo, una falta de tiro de Álex Reyes, concedió tres lanzamientos desde la línea de personal a un Calvin Hermansson que empató la contienda antes de encarar los últimos diez minutos del derbi (62-62).

Mike Torres, que estaba viviendo su mejor noche con el escudo del CBC, abrió el último cuarto con un triple y falta incluida. El base barcelonés, con una canatsa sobre la bocina en la siguiente posesión, metió el miedo en el cuerpo a un conjunto local que se encomendó al eterno Urko Otegui, el jugador con más partidos en la historia de la LEB Oro. El capitán de Chocolates Trapa Palencia percutió una y otra vez ante un impotente Bradley Hayes que acabó siendo sustituido por Sergio de la Fuente. Alejandro Martínez y Paco García afrontaron a pecho descubierto los últimos cuatro minutos (72-76).

Los cuatro puntos de ventaja significaban la máxima a favor para un Carramimbre que iba a dejarse sangre y sudor para mantener la ventaja. Los de Paco García, de hecho, llegaron al último minuto con esa renta, aunque fueron incapaces de sentenciar. Las últimas posesiones se saldaron con continuas idas y venidas a la línea de personal por parte de ambos conjuntos y un error de Jonathan Kazadi, propiciado por el ambiente hostil del Municipal palentino, permitió a los locales gozar de una última acción para mandar el partido a la prórroga. Steve Vasturia no acertó pero apareció un providencial Moussa Koné para hundir el rechace y regalar a los aficionados cinco minutos más de puro baloncesto (87-87).

Alejandro Martínez apostó por jugar sin bases y le otorgó la responsabilidad a un Jordi Grimau que respondió decidiendo. Cinco puntos con su firma y una asistencia magistral al héroe Koné dirimieron otro derbi, el enésimo, para el recuerdo. Y otro duelo regional oficial que, de nuevo, se llevó Palencia.

Ficha técnica:

Chocolates Trapa Palencia (101): Jorge Sanz (15), Steve Vasturia (31), Jordi Grimau (10), Urko Otegui (12), Rokas Gustys (2) -quinteto titular-. También jugaron: Moussa Koné (6), Miguel Caballero (-), Aitor Zubizarreta (2), Adnan Omeragic (-), Nikola Cvetinovic (10), Calvin Hermansson (13) y Carlos Toledo (-)

Carramimbre CBC Valladolid (97): Óscar Alvarado (19), Greg Gantt (3), Carlos Novas (5), Sergio de la Fuente (15), Seydou Aboubacar (7) -quinteto titular-. También jugaron: Jubril Adekoya (2), Mike Torres (14), Álvaro Reyes (-), Jonathan Kazadi (13), Bradley Hayes (4) y Álex Reyes (15)

Parciales: 24-20, 21-19 (45-39 al descanso), 17-23 y 25-25 (87-87); 15-10

Árbitros: Morales Ruiz, Aranzana García y Albacete Chamón.

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail