El Carramimbre cae con claridad en la pista del Breogán y se queda colíder (95-71)

Derrota clara del Carramimbre CBCV en el Pazo dos Deportes de Lugo. El Leche Río Breogán, dominador de principio a fin merced a una mayor intensidad y acierto que los vallisoletanos, no dio opción y se hizo con una victoria holgada (95-71). Frank Bartley, con 17 créditos de valoración, fue el jugador más valorado en el bando visitante. Los vallisoletanos, por si fuera poco, pierden el liderato en solitario y se quedan colíderes tras el triunfo del viernes del Delteco Gipuzkoa Basket en el Pez Volador del ZTE Real Canoe y regresarán a las canchas dentro de dos semanas con motivo de las Ventanas FIBA.

  • Breogán marca las diferencias con su ritmo y acierto

En el Pazo, tal y como se esperaba, al Carramimbre le esperaba un Leche Río Breogán muy mentalizado sobre la importancia del encuentro y demostrándolo desde un inicio. La visita del líder estaba marcada en rojo y así lo ratificaron los lucenses con su puesta en escena. A pesar de que Frank Bartley abrió el marcador con un tiro libre, los de Diego Epifanio respondieron con un parcial de 8-0 que noqueó a los vallisoletanos. Merced a su ritmo endiablado, los locales impusieron su ley y volaron sobre la pista hasta alcanzar una renta importante llegado el ecuador del periodo inaugural (21-8). El guion del encuentro quedó resumido en los primeros cinco minutos y las ardillas no pudieron reponerse del golpe.

Además del tempo del partido, los gallegos presumieron de acierto en el tiro (4/7 en triples en primer cuarto) para mandar con autoridad ante un Carramimbre que salió con varias marchas menos que su adversario. Endebles en defensa y con problemas para cerrar el rebote, la mejor noticia para los pupilos de Hugo López radicaba en el tanteo: a pesar de el Breogán estuvo desbocado durante diez minutos y llegó a gozar de un +17, la renta no era excesivamente alarmante pero sí esclarecedora al término del periodo inaugural (29-16).

Por si fuera poco, y tal y como viene sucediendo en los últimos encuentros, los vallisoletanos no andaban finos desde más allá del arco a pesar de dispusieron de varios tiros liberados. No salía nada y las piernas pesaban en exceso. Aunque los visitantes dieron un paso adelante y fueron mejorando con el paso de los minutos, Diego Epifanio y sus pupilos manejaban el tempo de la contienda con una velocidad que hacía sufrir a las ardillas. Un triple de Niksha Federico, eso sí, sirvió para desquitar al alero y a todo un Carramimbre CBCV que comenzó a maquillar los porcentajes de tiro. Pero el amago de reacción fue efímero.

Sudando en cada ataque, los visitantes comenzaron a encontrar soluciones ofensivas y mejoraron en el rebote para dar los primeros pasos hacia la remontada, aunque siguieron sin aclimatarse a la velocidad de los celestes. Liderados por un Dago Peña y Marshawn Powell, diferenciales jugando al correcalles, mantuvieron a raya a las ardillas y alcanzaron el descanso con una buena diferencia (46-35) a su favor.

  • Sin concesiones ni opciones

Desafortunadamente para los carmesí, la puesta en escena de la segunda mitad fue similar a la de primera y Leche Río Breogán salió con una marcha más que sirvió para estirarse otro poco en el marcador. Era una final para los gallegos y no quedó ninguna duda de ello sobre el Pazo. Los pupilos de Hugo López, incapaces de revertir la inercia, siguieron sin poder igualar la intensidad de los lucenses, aferrados al partido con todo, pero terminando desbordados.

Ni siquiera con el partido en el barro pudieron quitarse las bridas que maniataban a los carmesí. Tras el paso por vestuarios, de hecho, la tensión escaló y comenzó a ser palpable sobre el parqué lucense, pero ni con esas se desconectaron los locales. Rozando rentas cercanas a los 15 puntos durante todo el tercer periodo, solamente la labor de Sergio de la Fuente bajo los tableros mantuvo a flote a unas ardillas que desconectaron en la recta final del cuarto y encararon el último asalto con una diferencia lapidaria (75-50). En el tercer periodo, de hecho, los celestes prácticamente doblaron a los foráneos (29-15).

Los 25 tantos que distanciaban a gallegos y castellanos, máxima renta hasta entonces, obligaban a los pupilos de Hugo López a obrar toda una machada que no permitió Leche Río Breogán. Los de Diego Epifanio, firmando una de sus mejores actuaciones de la temporada, no concedieron lo más mínimo a un Carramimbre irreconocible y superado con claridad en todas las facetas del juego.

Ante un Pazo imponente y un Leche Río Breogán tan serio y desatado, al Carramimbre CBCV solo le quedaba la posibilidad de pensar en el basketaverage (94-82 en el partido de día), pero los locales no estaban por la labor y cerraron el encuentro sin sobre saltos ni alardes. Con rentas cercanas a los 30 puntos en todo momento, cada conato de remontada de los visitantes quedó reprimido por los gallegos y el marcador final terminó reflejando un contundente 95-71. El marcador hablaba por sí solo. Con motivo de las Ventanas FIBA, eso sí, los vallisoletanos gozarán de casi dos semanas para lamerse las heridas y descansar.

  • Ficha técnica

Leche Río Breogán (95): Sergi Quintela (6), Mo Soluade (13), Dago Peña (14), Alex Olah (0), Marshawn Powell (20) -quinteto inicial-. También jugaron: Strahinja Gavrilovic (14), Salva Arco (11), José Nogués (0), Rauno Nurger (7), Christian Díaz (9) y Massine Fall (1).

Carramimbre CBCV (71): Toms Leimanis (8), Frank Bartley (14), Niksha Federico (10), Sergio de la Fuente (7), Seydou Aboubacar (8) -quinteto inicial-. También jugaron: Jubril Adekoya (9), Kimbal Mackenzie (2), Mike Torres (8), Guim Expósito (-), Dani Astilleros (0) y Tom Granado (5).

Árbitros: De Lucas De Lucas, Mas Cagide y Peláez Santana. Eliminado Seydou Aboubacar con cinco faltas personales.

Parciales: 29-16, 17-19 (46-35 al descanso), 29-15 y 20-21 (95-71 final).

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail