El Carramimbre arrolla al Levitec Huesca y jugará la Copa Princesa en Valladolid (80-100)

Broche de oro a una primera vuelta prácticamente inmaculada del Carramimbre CBCV de Hugo López. Los vallisoletanos arrollaron al Levitec Huesca (80-100) en un partido sin mucha historia desde la primera parte, ‘coronándose’ como campeones de invierno con un balance de 14 victorias y únicamente tres derrotas que certifican el derecho a organizar la Copa Princesa de Asturias en Valladolid. El rival por el título, un Delteco Gipuzkoa Basket que no falló en su casa y que disputará una final histórica para la entidad carmesí.

  • El Carramimbre sentencia en 20 minutos

Con la clasificación para la Copa Princesa sellada pero el derecho a organizarla en juego, el Carramimbre saltó al Palacio Municipal de Deportes de Huesca muy intenso y con ambición para cerrar con victoria la primera vuelta. Y qué ambición. Liderados por Sergio de la Fuente desde un inicio, los vallisoletanos anotaron en todas sus primeras posesiones para hacerse con las primeras ventajas (4-9). Y desde entonces no iba a cambiar de bando. Los de Hugo López, sustentados en el juego coral que acostumbran a desplegar, mantuvieron a raya a un Levitec que resistió merced al talento de Alec Wintering y Olin Carter III (nueve puntos en el cuarto inaugural), quienes, sin embargo, acabaron naufragando ante la defensa visitante.

Las ardillas, así, impusieron su alto ritmo de juego y la intensidad atrás para defender esos cinco puntos de ventajas logrados a las primeras de cambios. Los locales, sufriendo cada vez más para anotar ante el Carramimbre, mejoraron con la entrada de Vasilije Vucetic al partido, pero los de Guillermo Arenas no tardaron en capitular ante un líder que ya había alcanzado velocidad de crucero. Por si fuera poco, los visitantes forzaron la segunda falta personal de Alec Wintering y despidieron el cuarto inaugural con un triple de Daniel Astilleros (17-22). El mazazo fue definitivo.

Tras escuchar las palabras de Hugo López, el Carramimbre retomó la contienda como la dejó: con un triple. Kimbal Mackenzie acertó desde más allá del arco para abrir el segundo periodo e inició el vendaval carmesí que iba a barrer al Levitec en los siguientes diez minutos. Los vallisoletanos, a pesar de que se metieron en bonus en poco más de dos minutos, subieron varias marchas en defensa y noquearon a los oscenses, quienes se estrellaron una y otra vez, desangrándose con las pérdidas (16 al descanso).

Ante tantas concesiones, las ardillas, cómodas jugando al contraataque y castigando los errores del rival, comenzaron a poner tierra de por medio con canastas fáciles. Los de Guillermo Arenas, sin soluciones más allá del talento de Alec Wintering y Olin Carter III, ahora incapaces de imponerse a la defensa carmesí, acabaron desquiciados antes del descanso. Un parcial de 2-11 obligó al técnico local a pedir un tiempo muerto alcanzado el ecuador del periodo (26-34), pero ni con esas pudo frenar la inercia de los vallisoletanos. Los visitantes, que al descanso firmaban un 81% de acierto en tiros de dos y un 40% en triples, cerraron la primera mitad con un canastón de Frank Bartley (16 puntos y 17 de valoración) y una exhibición de poderío propia del líder de la categoría (31-54). Solamente dos periodos separaban al Carramimbre del privilegio de organizar la Copa Princesa.

  • La Copa, a Valladolid sin sobresaltos

Tras veinte minutos de clínic defensivo y de acierto ante un Levitec Huesca impotente, el Carramimbre regresó del paso por vestuarios con la misma actitud e intensidad, dispuesto a no destensar el nudo que había maniatado a los locales en la primera mitad. Hugo López no quería relajaciones y optó por una presión a todo el campo para no dejar pensar a un adversario noqueado. Y las ardillas ejecutaron el plan para terminar de certificar un triunfo encarrilado en veinte minutos.

Con semejante colchón de puntos y continuando con el buen juego y el trabajo, la ventaja de los carmesí no peligró en ningún momento y aunque los locales intentaron reaccionar de forma tímida, el Carramimbre CBCV reprimió el conato y se escapó plácidamente hasta los últimos diez minutos de partido con una renta más que suficiente (54-77). La Copa, cada vez más cerca del Polideportivo Pisuerga a pesar de la mejoría tardía de los aragoneses.

Ni siquiera el triple sobre la bocina de Levitec Huesca sirvió para que los de Guillermo Arenas despertasen del bloqueo mental al que le había sometido el líder de la categoría. Moviéndose en rentas cercanas a los 30 tantos y bajando de los 20 de forma anecdótica, los pupilos de Hugo López, con el triunfo en su mano desde hacía varios minutos, terminaron por sellarlo sin sobresaltos ni opciones del rival. 80-100 fue el resultado redondo y final que baja el telón a una primera vuelta muy ilusionante para un Carramimbre líder que ostentará el derecho a organizar la Copa Princesa de Asturias. Delteco Gipuzkoa Basket, el otro candidato al título en una final ya histórica para las ardillas.

  • ruedas de prensa pospartido:

 

  • Ficha técnica

Levitec Huesca (80): Alec Wintering (17), Olin Carter III (12), Diego De Blas (0), David Skara (6), Robertas Grabauskas (5) -quinteto inicial-. También jugaron: Andriy Grystak (0), Fran Cárdenas (0), Nedim Dedovic (20), Pablo Gella (-), Berni García (-), Vasilije Vucetic (20) y Álex Tamayo (0),

Carramimbre CBCV (100): Toms Leimanis (7), Frank Bartley (19), Niksha Federico (9), Sergio de la Fuente (15), Seydou Aboubacar (12) -quinteto inicial-. También jugaron: Jubril Adekoya (4), Kimbal Mackenzie (8), Mike Torres (19), Guim Expósito (2), Dani Astilleros (3) y Tom Granado (2).

Árbitros: Cañigueral Novella, Ríos Marcos y Báez Batista. Sin eliminados.

Parciales: 17-22, 14-32 (31-54 al descanso), 23-23 y 26-23 (80-100 final).

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail