de-la-fuente

Triunfo de infarto para seguir soñando

Agónico. Es la palabra ideal para describir el partido del otro día en el Pisuerga. La victoria del CBC Valladolid contra el Xuven Cambados, cuarta consecutiva y novena de la temporada, no estuvo clara hasta los segundos finales del partido. Los de Paco García se empeñaron en darle emoción a uno de los mejores encuentros que sin duda se verán en casa en toda la temporada. El capitán, Sergio De la Fuente, fue quien tuvo que decidir el partido con un triple a menos de un minuto para el final. El sueño de jugar la Copa LEB Plata aún sigue vivo.

“Nos hemos empeñado en darle emoción, hemos ganado en valoración y rebotes y hemos llegado al final con la soga al cuello”, así resumió Paco García el partido en la rueda de prensa posterior al encuentro. Los vallisoletanos habían sido mejores, pero los fallos puntuales lastraron al equipo e hicieron sufrir a la afición hasta el último minuto.

El principio del partido no fue el idóneo. Miguel González y Wade Chatman fallaron dos triples consecutivos y el Xuven Cambados empezó muy enchufado. Los gallegos llegarían a lograr una renta de diez puntos durante el primer cuarto con un tres de cuatro en tiros de tres. Al finalizar este primer asalto, los visitantes vencían 18-24. Las cosas no pintaban bien para los de Paco García que cometían demasiados errores en ataque y les faltaba una marcha más en defensa.

Sin embargo, a partir del segundo cuarto la salida de Astilleros, que aumentó la intensidad defensiva del equipo, y el calor de la afición, metieron al equipo en el partido. “Astilleros se ha dejado el alma, se ha destrozado el pie y no he querido forzarlo más, nos ha dado 9 minutos claves”, reconoció el míster vallisoletano sobre la actuación de Daniel, que había jugado tocado para ayudar al equipo. Una lección sobre cómo defender del alero carmesí.

davichu
Davichu Ortega buscando la posición interior ante Shota Gelazonia.

Las ardillas lograrían dejar al mejor ataque de la liga en tan solo ocho puntos durante este periodo. Los toques de atención de Paco García y el funcionamiento de la maquinaria ofensiva hicieron que el equipo llegase al descanso con un 37-32 favorable en el marcador. Y eso que al finalizar la primera parte ya se iniciaría el cúmulo de despropósitos que llegaría a su apogeo en los minutos finales del partido. Una pérdida de Chatman en los últimos segundos del cuarto daría a los gallegos la oportunidad de irse a tan solo 5 puntos al descanso. A pesar de ello, diez minutos espectaculares a nivel defensivo de un Valladolid que demostró porqué llegaba siendo el equipo con menos puntos en contra al partido.

La segunda parte se guardará en la memoria de muchos de los niños y mayores que acudieron al pabellón. De esas que hacen afición por el equipo y por el baloncesto. Pisuerga registró la mejor entrada que se recuerda desde tiempos ACB gracias a la promoción especial ofrecida con motivo del Dí del Niño y el espectáculo no defraudó.

Para empezar el tercer cuarto Chatman anotó un triple al que respondió Nkaloulou con cuatro puntos consecutivos. El congoleño ya había dado muestras de su calidad durante el primer periodo, pero en este segundo se destaparía como el mejor del encuentro, sino llega a ser por el incombustible De la Fuente. Treinta de valoración del africano frente a treinta y siete del español.  Un duelo por todo lo alto del que salió victorioso el jugador vallisoletano pero que perfectamente podría haber caído para el lado del jugador visitante.

chatmanforthree
Chatman lanzando de tres.

La polémica sería protagonista también en esta segunda mitad. Ciertas decisiones durante el tercer cuarto empezarían a encender a una afición a la que hay que conceder media victoria. El público vallisoletano supo llevar en volandas al equipo en los momentos clave y presionar al rival para forzar su fallo.

Al final del tercer cuarto, 57-53 para los locales. No sin antes cometer una falta innecesaria que permitía ajustar la diferencia. Al igual que justo antes del descanso, el CBC Valladolid realizaba una mala acción que permitía al Cambados acercarse en el marcador cuando se podía haber evitado perfectamente.

Los últimos diez minutos serían el culmen a una película que, de estar nominada a los Oscars, se llevaría el de mejor guión original por este thriller no apto para cardíacos. Juego alocado en el que se sucedieron canastas y fallos hasta el último momento cuando, a falta de menos de un minuto para el final, Sergio De la Fuente cogió el balón en el perímetro y decidió jugarse un triple que le da a su equipo tres puntos de ventaja en el marcador. 75-72. Antes ya se podía haber cerrado el partido, pero los mencionados fallos en acciones puntuales y la falta de frialdad de algunos jugadores locales le daban al Xuven más vidas que las siete que tiene un gato.

rowellpenetrando
Graham penetra ante la oposición de un jugador de Xuven Cambados.

“En los cambios he buscado a los jugadores con más cabeza, por eso han jugado Davichu y Jota los minutos decisivos”, admitió Paco García ante el juego sin orden que hubo en la cancha en los instantes finales del partido.

Faltaba ya solo el colofón final. Tras el triple de Sergio De la Fuente, falta de Chataman con 3 segundos para el final que le daba la oportunidad al Xuven de igualar el marcador con tres tiros libres y llevar el partido a la prórroga. La obra maestra del capitán podía quedar sin recompensa. En la línea, Osborne, un jugador frío que no se inmutó durante los dos primeros lanzamientos. Limpios. Pero en el tercero los fantasmas se le aparecieron. La afición provocó el fallo. Pisuerga era una caldera y el estadounidense no es de hielo. Anteriormente compañeros suyos ya habían fallado tiros clave en una de las mil oportunidades que el CBC les había concedido para revivir. Pero el final estaba predestinado. No podía ser otro. Fallo y rebote para Miguel que fuerza la falta y anota los dos últimos lanzamientos libres del partido para dejar el marcador en 77-74.

Agónico, sí. Pero vibrante y espectacular también. Ya lo dijo en su día Pepu Hernández tras ganar el mundial de Japón en 2006, esto es BA-LON-CES-TO. Antes del encuentro se anunciaron sorpresas para los niños y no pudo haber mejor regalo para ellos.  El espectáculo vivido el pasado miércoles en el Pisuerga es de los que enganchan. Esos niños querrán volver a ver el baloncesto de su ciudad. Valladolid se reconcilió, en el Dia del Niño, con aquel deporte que un da trajo grandes glorias a la ciudad.

ficha técnica

CBC Valladolid: Wade-Chatman (16), Miguel González (5), Graham-Bell (13), De la Fuente (27), Mukendi (0) -quinteto inicial-, Esteban (2), Sidibe (6), Astilleros, Davichu Ortega (6) y Jota Lobato (2).

Xuven Cambados: Chapela (8), Nkaloulou (27), Rubio (11), Don (16), Osborne (5) -quinteto inicial-, Gelazonia (4), Quintela (6), Baiget y Cheda (2).

Parciales: 16-24, 21-8, 20-21 y 20-21.

Árbitros: Quintas Álvarez y Iglesias Ambrosio. Eliminado: Chapela (m. 40).

Estadísticas del partido:

estadisticas-cbc-xuven

Clasificación:

clasificacion

 

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail