Sergio

Sergio De la Fuente profeta en su tierra

El capitán del CBC Valladolid cosechó su segundo MVP de la jornada con 22 puntos, 11 rebotes, 9 faltas recibidas y 27 de valoración en un pabellón de Azpeitia que le recibió con aplausos por su origen vitoriano. Números que, sin embargo, no sirvieron para llevarse la victoria de la cancha del líder. 

El uno de octubre de 1989, en Vitoria, a unos 70 kilómetros de Azpeitia, nacía Sergio De la Fuente Valdizán. Vasco de nacimiento, rápidamente se desplazó a Valladolid donde desde pequeño empezó a disfrutar del deporte de la canasta hasta convertirse en el referente del conjunto universitario y una de las estrellas del primer equipo de la ciudad, el extinto CB Valladolid SAD. Intenso, persistente y luchador, Sergio nunca da un balón por perdido y aunque en ocasiones se toma la guerra por su cuenta, siempre le querríamos en nuestro bando. El capitán del Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid está viviendo una temporada de redención, tras sufrir una aparatosa lesión en su rodilla la pasada campaña, que supuso el descenso deportivo del recién creado club carmesí.

En esta última jornada, en la cancha del líder Sammic ISB, Sergio se fue hasta los 22 puntos (7/13 en T2, 0/3 en T3, 8/10 en TL), 11 rebotes, 4 robos y 5 pérdidas. Además recibió nueve faltas personales y jugó los cuarenta minutos del partido. Ni un descanso para el mejor jugador de las ardillas. Mbamalu (24 puntos, 6 rebotes) de Lecrerc León y Álvaro Lobo (26 puntos, 5 asistencias) de Lucentum Alicante, empataron con Sergio en esta designación que da lugar a un MVP compartido.

DSC01125

En esta campaña sus números son de auténtico MVP, con 13 dobles-dobles en 26 partidos. Líder destacado en anotación (17,5 puntos por partido), solo Iñaki Narros, con 17,58, le supera en una lista con doble presencia vallisoletana. Henri Wade-Chatman, con 15,5 ppp, es el octavo máximo realizador de la categoría.

En rebotes su dominio es incontestable. El pívot inglés de Agustinos León, Jack Crook, es el único jugador que le podría discutir la distinción de mejor reboteador de la LEB Plata. Sergio, a tres rebotes de promediar 10 por partido (257 en 26 encuentros, 9.88 de media), le saca tres décimas gracias a sus 4.12 rechaces ofensivos. También en el apartado de faltas recibidas se ve que los equipos quieren frenar a De la Fuente como sea. 6,15 personales recibe el “22” vallisoletano, acudiendo a la línea del 4,60 en 167 ocasiones para un 66,7% de acierto.

Por último, todos estos datos se reflejan en la valoración, categoría donde manda con 19,35 de media por partido. Ni Vucetic (17.83) ni Nkaloulou (17.52) le pueden discutir ser el jugador más valorado de la LEB Plata, guarismos que desde luego le acercan al MVP de la temporada a falta de tan solo cuatro partidos.

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail