Previa Carramimbre CBC Valladolid – Iberostar Palma: Pisuerga inaugura el 2018

En las instalaciones de Saénz Suministros Industriales, uno de los patrocinadores del Carramimbre CBC Valladolid, Paco García dio las claves para ganar el primer partido del año en Pisuerga. Tras la visita de los Reyes Magos, los niños hasta 12 años entran gratis y se pueden comprar dos entradas por 20 euros (2×1 para socios). El domingo a las siete vuelve la LEB Oro. Por la mañana, finales de los Campeonatos de España Cadete e Infantil. 

Las ardillas vuelven a la carga. Tras cerrar el exitoso 2017 con una victoria de prestigio en Can Barca, los pupilos de Paco García retoman la competición doméstica para cerrar la primera vuelta en puestos de PlayOffs. Con nueve victorias en la mochila, el conjunto carmesí aspira a comenzar el 2018 con la décima que dejaría la permanencia virtual casi sentenciada. Para llevarse la victoria el técnico vallisoletano ha contado con sus habituales diez jugadores que han vuelto a los entrenamientos tras unos días de descanso. También han participado los júniors Eduardo Castaño y David Paniagua y el auténtico regalo de Reyes de la plantilla pucelana, el ex ACB Nacho Martín. De familia vallisoletana, el ala-pívot buscará ponerse en forma y recuperar su mejor versión en busca de una oferta que le interese. Lo hará en Pisuerga, donde tantas alegrías dio a los aficionados locales. DaFlow, junto al resto del primer equipo, ha aprovechado estas fechas tan señaladas para visitar los hospitales de la ciudad con el objetivo de animar y alegrar a los más pequeños y a las personas mayores. Una actividad más dentro del marco del Carramimbre CBC Valladolid social que será muy importante en este 2018. 

Rindiendo por debajo de las expectativas

En este primer partido del año el rival será un Iberostar Palma que llega en plena racha de malos resultados, con cuatro derrotas consecutivas y un cambio de entrenador que no ha tenido tiempo para virar el rumbo de los baleares. De hecho, su último partido perdido, en casa y ante el colista, ha hecho saltar las alarmas en el Son Moix donde se ven cada jornada más cerca de los puestos de descenso. Una situación incómoda y sorprendente para un club que en su cuarta campaña en la categoría venía de disputar los PlayOffs forzando incluso el quinto partido contra el Breogan en cuartos de final. La marcha de Mikel Úriz, principal protagonista de ese gran curso, ha generado un vacío que ni Carles Biviá ni Roger Fornas han sabido ocupar. En el perímetro las llegadas del joven Sergi Costa y del veterano Rafa Huertas aportan sentido al juego mientras Benjamin Mockford y Joan Tomás se encargan de ejecutar. Sexta temporada en la LEB Oro para el mallorquín que es el tercer jugador más valorado por detrás de Biviá y el el interior lituano Gedemias Zyle, que promedia 11.3 puntos y 4.1 rebotes. Desde sus 2,10 cm  controla la zona a su antojo y aprovecha los espacios que generan los cuatros abiertos; tanto John Grossenbacher (19/40 en T3) como el mencionado Roger Fornas (22/65 en T3) son una amenaza constante desde el 6´75 y dificultará las ayudas en la defensa vallisoletana. Tautydas Slezas completa la rotación interior sumando rebotes e intimidación en la pintura.

Dos triunfos en ocho partidos (vs. Lleida J2, vs. Araberri J9) son sus registros como visitantes este curso, un balance nefasto que, en parte, explica la dimisión de Xavi Sastre como director de la orquesta balear tras cuatro años y medios en el banquillo del Son Moix. Para afinarla ha llegado desde Suecia el entrenador leonés Félix Alonso, que entre otras experiencias ha sido ayudante en la Universidad de New México (NCAA). Su objetivo será recuperar anímicamente a una plantilla tocada y rentabilizar al máximo los 74.3 puntos por partido que anotan de media, la 4º peor marca de la LEB Oro a pesar de destacar en los triples. Tras la decepción ante un rival directo como Ourense, buscará redimirse en la siempre complicada cancha de Pisuerga y tratar de evitar así la quinta derrota seguida de los baleares.

“Lo normal es que Palma estuviera entre los seis primeros”

Paco García ha reconocido en la previa que tras la derrota en casa ante Manresa hubo que cambiar algunas cosas en los entrenamientos: “Tras el partido contra Manresa tocó apretar tuercas. Habíamos faltado a nuestros signos de identidad, demasiado egoístas en ataque, fallones en elrebote… En Barcelona ante el mejor equipo reboteador de la liga les arrasamos. Tenemos la sensación de que muchos jugadores suman”.

Satisfecho por la marcha del equipo en Barcelona y por la intensidad en los entrenamientos, apunta a un partido fundamental ante Palma: “Ha sido una semana productiva. Estamos ante un partido clave. Cuando hacemos las cosas bien nadie quiere jugar contra nosotros. Félix Alonso llega dos días antes del partido contra Ourense y no da tiempo a que se noten los cambios”

Al técnico vallisoletano le sorprende la posición del equipo balear al que esperaba ver en la zona noble de la tabla: “Lo normal es que Palma estuviera entre los seis primeros. Muy físico, con seis jugadores por encima de los 2´00 metros. Sergi Costa, un base alto, Rafa Huertas, con experiencia en LEB, Fornas y su tiro abierto. Si te dicen que los íbamos a verahí abajo te choca. Es un equipo que por las cualidades de sus jugadores van a jugar muy abiertos, son el mejor en triples con casi diez por partido. La clave está en la defensa, con casi cien puntos encajados de diferencia entre los dos equipos.

Respecto a las vacaciones casi inexistentes durante este período, García lamenta: “A todos nos gustaría tener un poquito más de descanso en Navidades, luego tenemos jornadas entre semana, en octubre, en febrero”. Por último, quiso dedicar unas palabras a la incorporación de Nacho Martín a los entrenamientos del equipo. “Tiene agujetas esta primera semana, está cansado. Viene de una lesión y para eso ha venido, para coger ritmo. Su calidad es indudable y ha subido el nivel de los entrenamientos. La intensidad que ha visto aquí no la ha visto en Fuenlabrada. Sobre la posibilidad de que se formalice su fichaje, algo que ahora mismo
suena a quimera, Paco García indica que dependerá del aficionado y del sector empresarial vallisoletano: “Su fichaje depende de la ciudad y de nuestro entramado empresarial. Si su llegada genera ilusión puede hacer que a él le apetezca jugar aquí. Nosotros tenemos 1.800 aficionados fijos cada día, pero necesitamos que más empresas como Sáenz Suministros industriales se unan”. “O esta ciudad da un paso más y demuestra que quiere un baloncesto de alto nivel o no tiene sentido luchar contra los elementos”, sentenció.

 

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail