Las ardillas muestran su mejor cara fuera y le complican la vida al líder

Rowell trata de encontrar un compañero al que pasar en el partido en Marín
Rowell trata de encontrar un compañero al que pasar en el partido en Marín

Astilleros defiende a Green y sus compañeros tratan de cerrar el rebote

Las ardillas le han puesto muy caro el triunfo a un Marín, que con esta victoria, 90-83, se queda a un paso del ascenso. Como advertía Iñaki la pareja Green-Pantín, 49 puntos entre ambos, fue una pesadilla para los carmesí, que sin embargo dominaron el rebote y mostraron una buena imagen en la zona con Davichu, Javi González, Rowell y Astilleros por encima de 10 puntos y mejorando su defensa en la segunda parte.

Salió despistado el Brico Depôt CB Ciudad de Valladolid y de inicio los locales que eran muy conscientes de lo que se jugaban, ya habían mostrado sus credenciales endosando un 12-1 a las ardillas. En el tiempo muerto para parar la sangría, el coach Iñaki Martín tenía claro que la concentración y la mejoría defensiva iba a ser clave.

Astilleros defiende a Green y sus compañeros tratan de cerrar el rebote
Astilleros defiende a Green y sus compañeros tratan de cerrar el rebote

El entrenador desperezó a los suyos que empezaron a anotar, aunque en defensa aún se exhibían  lagunas. Los pucelanos se pusieron 15-8 min.6, pero los problemas venían especialmente atrás, ya que no se podía sujetar al espectacular Javonte Green, que sostenía a los suyos con 10 puntos, añadiendo el acierto local desde los 6.75 con 5/8 triples.

La salida de Ortega con triple incluido hizo que los pucelanos redujeran desventaja antes de culminar el cuarto, 25-13, e igualó algo más el partido en la zona, donde Marín Ence con Pantín y Navajas se estaba mostrando superior.

En el segundo periodo la dirección del que fuera jugador del CB Valladolid, Manu Ferreiro, disparó a los gallegos que cogieron 16 tantos de renta, 35-19 min.13. Iñaki movió el banquillo,  aunque el que apareció fue Astilleros que anotó 7 puntos consecutivos para rebajar la desventaja, 39-26, dos minutos más tarde.

Pero el conjunto de Pontevedra seguía leyendo mejor la defensa del Brico Depôt CBCV, que no acababa de carburar. Para mejorar fue importante Graham-Bell, la intensidad del británico se dejó notar y las ardillas se acercaron, 44-33. Muchos puntos entre ambos rivales porque los locales leían bien la defensa de su oponente y Manu Ferreiro seguía dominando el ritmo y marcaba las constantes del juego ofensivo de Marín, aunque se había conseguido que momentáneamente Green parara su producción.

Los pucelanos se agarraron al partido y Javi Llorente tuvo que pedir tiempo muerto a 1:45 porque se había reducido la renta a nueve 47-38. Davichu la redujo aún más, 47-40, pero Marín llegaba al descanso en ventaja, 51-42, firmando Green un tremendo alley-oop. Aunque Brico Depôt CBCV había dominado el rebote gracias a Graham-Bell (7) y 9 puntos, 16-22, el 8/15 triples del Peixegalego pesó demasiado en la desventaja.

Davichu con 16 puntos y 9 rebotes fue el MVP de las ardillas en Marín
Davichu con 16 puntos y 9 rebotes fue el MVP de las ardillas en Marín

Tras el descanso Jota redujo de nuevo a 7 y la esperanza de ganar en el complicado A Raña volvió a aparecer. Pero ahí estaba Javonte Green y basándose además en su potencia en la zona con Navajas y Pantín, los locales aguantaron el tirón y contrarrestaron la intensidad de Ortega y Rowell para mantener la ventaja, 62-53 a poco más de 4 minutos para el final del tercer acto.

Los vallisoletanos habían mejorado sus prestaciones defensivas y eso les permitía seguir con opciones en el encuentro.  Las esperanzas pudieron hacerse realidad, 64-61 min. 27 con triple de Jota, que metió el miedo en el cuerpo a Marín, pero los gallegos reaccionaron inmediatamente de la mano cómo no, de Pantín y Green, para tranquilizarse con un parcial de 5-0, obligando al tiempo muerto de Iñaki. Los locales ya no cederían la iniciativa para irse 72-63 con los diez últimos minutos por jugarse.

Periodo definitivo y los pucelanos que sabían que no tenían margen para el error. González volvía a poner a siete a las ardillas, pero el alero Green no estaba para sorpresas y se iba a 23 puntos para evitar los apuros del líder, 77-69, con los seis últimos minutos por jugarse. Astilleros acercaba otra vez a los visitantes, 78-73, y se confiaba en que la presión atenazara a Marín.

Pero no sucedió a pesar de que CBCV estaba muy agarrado al encuentro. Marín había bajado su acierto desde el triple y los carmesí eran superiores en el rebote, aunque Peixegalego solucionó el choque en la zona. Pantín se mostró muy resolutivo pero respondieron Davichu y Astilleros para dar una postrera opción a las ardillas, 84-80, a falta de tres minutos. La hazaña del Brico Depôt no pudo ir más allá, una pena, pero el partido dejó la satisfacción por el gran trabajo y haber tuteado al líder.

22ª jornada LEB Plata. Pabellón A Raña (Marín, Pontevedra), 700 espectadores con algunos seguidores pucelanos en las gradas.

Estadística partido

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail