Las ardillas homenajean con victoria al centenario Sergio de la Fuente

Homenaje de 10 en Pisuerga por los 100 de Sergio de la Fuente. El Carramimbre CBC Valladolid consiguió un trabajado triunfo (85-65) ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad el día en el que su capitán, el ala-pívot vitoriano, alcanzaba la centena de partidos en la liga LEB Oro. Los de Paco García tiraron de intensidad defensiva y acierto exterior para sumar la séptima victoria del curso y poner tierra de por medio con la zona baja y seguir soñando con metas mayores.

El acierto en el triple marca las primeras diferencias

Sergio de la Fuente, el incombustible Sergio de la Fuente, cumplía 100 partidos en la liga LEB Oro y recibió un sentido homenaje minutos antes de que comenzase el encuentro. Eso sí, una vez se lanzó el balón al aire, el capitán se olvidó de reconocimientos y se puso manos a la obra con la inestimable ayuda de un certero Max Hopfgartner que metió los dos triples que lanzó para otorgar las primeras rentas a los locales (13-9). El austriaco no hizo más que encender una mecha que Bohigas, con un tiempo muerto, no pudo apagar. Rápidamente Gantt, con 8 puntos (2 de 2 desde más allá del 6,75), y Rowell, con 5, se sumaron a la fiesta del triple para despegar a las ardillas en el marcador hasta el 23-14 que reflejaba el marcador al término del cuarto inaugural. El Carramimbre impuso su ley acribillando desde la larga distancia a Cáceres Patrionio de la Humanidad.

Lejos de continuar con el buen juego, el parón no sentó nada bien a las ardillas y los cacereños firmaron un parcial de 2-10 que obligaron a Paco García a solicitar un tiempo muerto. El técnico vallisoletano decidió entonces dar entrada a Reyes, Astilleros y De la Fuente para ajustar en defensa y volver a mandar en el marcador. Dicho y hecho. El Carramimbre cerró la zona, corrió al contraataque y puso la máxima diferencia en el marcador con +9 (35-26) a falta de tres minutos para el descanso. El acierto desde la larga distancia de los locales (5/11 en triples al descanso) y el desacierto de los visitantes (3 de 16), fue clave para marcar las primeras diferencias.

El entrenador visitante, Antonio Bohigas, tuvo que pararlo con un tiempo muerto y devolver a Corrales al parqué para no perderle la cara al partido. Bajo la dirección del base, emergió la figura de un Ward que asumió galones en ataque para recortar distancias hasta el 41-35 que reflejaba el marcador al término de la primera mitad. La defensa de las ardillas se resintió por momentos y cedió ante el poderoso alero canadiense, pero el Carramimbre afrontaría la segunda parte mandando.

Gran tercer cuarto para encarrilar la séptima

Tras el paso por vestuarios, los cacereños dejaron de fiar sus opciones al acierto exterior y empezaron a hacerse fuertes en ambos tableros. Posesión a posesión, los de Bohigas llegaron a superar la brecha psicológica de los cinco puntos (47-43) y volvieron a engancharse al partido. Pero una noche más, los de Paco García eran capaces de imprimir una marcha más cuando notaban el aliento visitante en la nuca y no estaban dispuestos a ir por detrás en el marcador. El guión lo exigía y la seriedad defensiva volvió a reinar en Pisuerga para afrontar el último asalto con una ventaja de garantías (63-52).

Nada podía empeñar el homenaje que las ardillas le querían regalar a su centenario capitán y Alvarado asumió los mandos del equipo para llevar la nave a buen puerto. Pero un triunfo sin sufrimiento no sabe igual. Cáceres Patrimonio de la Humanidad volvió a hacer conato de remontada, pero, al final, quedó en eso, en un conato incapaz de bajar de los 7 puntos de diferencia (70-63) que permitió a las ardillas dejar morir el partido.

Una gran acción de Chatman, jugando estos últimos minutos de escolta, seguida de dos triples de un Álex Reyes que devolvió la tranquilidad a Pisuerga a falta de 3 minutos para el final y dejó prácticamente sellado el triunfo de las ardillas (73-63). Sólo era cuestión de tiempo que el cronómetro llegase a su fin y el Carramimbre le brindara a su centenario capitán, un Sergio de la Fuente que firmó 24 de valoración, una alegría en forma de victoria (85-65) para hacer gozar a una afición que terminó el partido haciendo la ola. Homenaje de 10 por los 100 y a continuar soñando con metas mayores.

ficha técnica:

Carramimbre CBC Valladolid (85): Henri Wade-Chatman (15), Greg Gantt (14), Rowell Graham-Bell (9), Sergio de la Fuente (16), Max Hopfgartner (12) -quinteto titular-. También jugaron: Óscar Alvarado (2), Cristian Uta (0), Daniel Astilleros (4), Álex Reyes (9) y Jito Kok (4).

Cáceres Patrimonio de la Humanidad (65): Guillermo Corrales (3), Luis Parejo (10), Nikola Rakocevic (6), Robertas Grabauskas (10), Rolandas Jakstas (18) –quinteto titular-. También jugaron: Sergio Pérez (2), Olajide Keshinro (3), Warren Ward (11) y Daniel Martínez (2).

Parciales: 23-14, 18-21 (41-35 al descanso), 22-17 y 22-13 (85-65 final)

Árbitros: Vázquez García, José y Peláez Santana, Sara.

 

  • Rueda de prensa íntegra de Paco García:

  • Rueda de prensa íntegra de Antonio Bohigas:

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail