Las ardillas cayeron dando la cara en Granada

Shota intenta impedir la canasta de Iván Martínez
Shota intenta impedir la canasta de Iván Martínez

Derrota dentro de lo previsible del BricoDepot CB Ciudad de Valladolid por 86-62 en la pista de un Covirán Granada muy superior y candidato al ascenso. Las rotaciones y capacidad física de los andaluces fueron demasiado para un debilitado cuadro carmesí que pagó las ausencias de De la Fuente y Ortega.  Los nazaríes muy enchufados desde la línea de tres, 52% de acierto, y superiores en el rebote, sentenciaron tras el descanso.

No comenzó mal el CB Ciudad de Valladolid que trató de tu a tu a un crecido Granada que venía de ganar sus últimos tres compromisos. Iñaki confió en su cinco ideal casi todo el primer cuarto y éste respondió bien, ya que fue por delante hasta el minuto 4, 5-7, con Gelazonia, Jota y Astilleros muy activos.

Trató de aguantar las embestidas del rival sin rotaciones pero los de Pablo Pin se hicieron con el control del juego ya que el cuadro visitante se mostraba impreciso y errático en el tiro anotando sólo 2 puntos en cinco minutos y medio, sin aplicar además una buena defensa perimetral. Entonces los locales pegaron un estirón que obligó al tiempo muerto de Iñaki con 16-9, que aprovechó este último minuto del acto para hacer su primer cambio y después echar mano de otra triple rotación como recurso táctico. También en ese momento hizo el debut el vallisoletano Iván Martínez en las filas andaluzas.

No se movió el marcador sin embargo y los granadinos se marcharon siete. En el segundo periodo el cuadro carmesí no pudo equilibrar el partido. Cedió rebotes ofensivos y sumó pérdidas, hasta 10 en esta primera mitad, y eso le lastró y permitió a Granada ir aumentando su renta poco a poco con su acierto en especial desde los 6.75. Por si eso fuera poco era incapaz de arañar ni un solo rebote en el aro contrario, que impidió nuevas oportunidades.

Shota y Rowell pendientes de Duane James
Shota y Rowell pendientes de Duane James

Un triple de Iván Martínez elevó al rival por encima de los diez, 39-28, en el ecuador del periodo. Las segundas opciones de Granada impedían a los pucelanos retomar el mando. Ni la mayor aportación de Gillespie ni la espectacularidad e intensidad de Graham-Bell en bonito duelo con Duane James, el británico se marcó un alley-oop de nota, eran suficiente y Granada de tres en tres iba aumentado su ventaja que fue finalmente de 16 a la conclusión de los 20 primeros minutos, 40-24.

Pero si había algún atisbo de esperanza, ésta se disipó rápidamente en el inicio de la segunda mitad. El tercer cuarto nació con un 7-0 de salida para los nazaríes que prácticamente finiquitó el encuentro otorgándoles una renta superior a los veinte puntos. La zona planteada por Granada se atragantó a los castellanos que no eran capaces de tomarle el aire a su ataque y se perdían en pases improductivos.

Iñakí puso toda la carne en el asador en un último intento con Shota y Rowell juntos y Jota, que había sido uno de los jugadores más destacados del equipo en la primera parte. Pero la desigualdad era ya demasiado grande y la dinámica imposible de invertir. Los locales dominaban todas las facetas explotando sus mayores recursos y su acierto sobre todo de tres, y un superior instinto e intensidad defensiva.

La defensa del CB Ciudad de Valladolid no pudo con el poderío interior del Covirán Granada
La defensa del CB Ciudad de Valladolid no pudo con el poderío interior del Covirán Granada

Además Covirán también ganaba la partida a las ardillas en el juego interior y Stone y James iban sumando junto al imparable alero Schoof, que como en la primera vuelta hizo un traje a los vallisoletanos con su capacidad fuera-dentro. Así el parcial de fue hasta un 67-38 con el BricoDepot incapaz ya de dar mas de sí y con un bajo ritmo de anotación.

A pesar de no haber historia ya en este partido, el último cuarto tuvo cosas positivas y es que el equipo pucelano no bajó los brazos y peleó para caer con dignidad. Gelazonia y Tury pusieron los puntos y con cierta mejoría defensiva, BricoDepot se llevó el parcial del cuarto anotando 24 puntos y encajando 19 dando una buena imagen.

Al final 86-62 abajo y esta próxima semana larga, toca trabajar duro para afrontar con garantías el importante partido contra Morón, uno de los tres que restan en casa en esta segunda vuelta y cuyo valor es notable de cara a la estabilidad de los pucelanos.

Estadísticas partido

 

 

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail