Jito Kok : “Los últimos partidos no son un indicativo de lo que somos, podemos darle la vuelta”

Una auténtica bestia en la zona. Líder destacado en mates y tercero en tapones en la LEB Oro, Jito Kok es uno de los jugadores más intimidantes de la liga. Pero solo dentro de la cancha. Fuera de ella este joven holandés de 23 años (Wageningen, 23/03/1994) es amable, cordial y divertido. En un perfecto inglés, el internacional con la “Orange” desde los 15 años, que estrenaba tatuaje durante la entrevista, nos cuenta su paso por Gran Canaria cuando era junior, su etapa universitaria en San Diego donde fue un auténtico “torero” y su pasión por la lectura de ciencia-ficción. En lo deportivo es consciente de sus problemas con las faltas y asume que al equipo le falta pulir algunos detalles para rendir a su mejor nivel.  Aficionado a los videojuegos, no descarta dedicarse profesionalmente a los E-Sports algún día, siempre y cuando su sueño de jugar “en las mejores ligas posibles” no se cumpla. De momento, este graduado en Comunicación y amante de la fotografía no va por mal camino y se está consolidando como uno de los mejores pívots jóvenes de Europa.

Pregunta: ¿Cómo empezaste en el baloncesto?

Respuesta: Empecé a jugar porque mi madre solía llevarme a un gimnasio de baloncesto cuando yo era un bebé porque ella ha jugado desde que tenía 15 años y desde entonces he estado en contacto de este deporte.

P: ¿Practicabas otros deportes cuando eras más pequeño?

R: Gimnasia durante dos años, pero el baloncesto fue siempre mi primera opción.

P: Y tus primera experiencia de formación fue en Canarias, en una academia, ¿cómo te fue?

R: Fue una buena oportunidad porque me permitió ir después a Estados Unidos, a la universidad. Conocí gente genial así que fue una buena experiencia.

P: Y después directo a San Diego, cuyo equipo son los Toreros.

R: Espectacular. Me encanta San Diego y el baloncesto universitario. Me gradué en Comunicación y crecí mucho.

P: ¿Coincidiste con alguna estrella de la NBA en la universidad?

R: No en mi equipo pero sí en la Conferencia, como Kelly Olynyk, Delladedova, Sabonis, Karnowski…

Jito Kok defendiendo a Kelly Olynyk, actualmente en los Miami Heat

P: ¿Tuviste alguna oportunidad de llegar a la NBA?

R: Nunca fue a ningún entrenamiento o prueba de la NBA porque después de la universidad vine directo a jugar a Europa. Pero también sueño como todo el mundo con llegar a la NBA.

P: ¿No te arrepientes de haber marchado a la universidad y no haber intentado jugar profesionalmente aquí directamente?

R: Honestamente, porque en la universidad lo ves más como un desarrollo como jugador y una experiencia increíble si eres de Europa y sales allí para estudiar.

P: ¿Cómo fue tu paso por Grecia después de la universidad?

R: Fue una gran experiencia. Aprendí mucho, fue mi primera vez jugando a nivel profesional y tuve unos compañeros geniales. Alguno está por aquí, como Hamilton, de Manresa.

P: ¿Fue duro pasar de estudiante a profesional en otro país?

R: No fue tan duro para mí porque soy europeo pero sí, definitivamente es diferente porque tienes que cambiar toda tu vida para dedicarte plenamente a ello.

P: Y después a Estonia…

R: Fue extraño, muy raro. Era un ambiente completamente diferente porque al equipo no le iba muy bien al principio, fue una temporada con muchas derrotas y tienes que aprender a adaptarte a esas situaciones y poco a poco fuimos creciendo, terminamos segundos en la liga y fue genial al final.

P: Y este verano ya a Valladolid, ¿cómo fue tu primer contacto?

R: Todo lo gestionó mi agente. Él sabe qué tipo de jugador soy y qué buscaba porque me conoce desde hace mucho tiempo y me sugirió venir aquí porque encajaría bien así que empezamos las conversaciones con Pepe Catalina. Tenía otras opciones pero pensé que esta sería la mejor para desarrollarme como jugador.

P: ¿Y cómo fue el cambio?

R: Bueno, había vivido antes en Gran Canaria así que no fue muy radical. La gente de la ciudad es muy amistosa, aunque esperaba que fue más cálida y no lo es (risas). Es una ciudad genial porque hay mucho que ver, mucho que hacer… a mí me gusta caminar por ahí y hacer fotografías.

P: ¿Cómo va el español?

R: No es bueno (risas). Puedo entender algo si la gente habla despacio pero aún no puedo hablarlo.

P: Tus primeros días aquí como jugador en pretemporada fueron espectaculares, sobre todo el partido ante Burgos y fue una grata sorpresa para los aficionados…

R: Bueno, al principio la gente no te conoce y es bueno porque es como un test en el que puedes mostrar lo que tienes, de lo que eres capaz y a partir de ahí mantenerlo todo el año.

P: ¿Te planteas continuar en España, en la ACB, o te ves más en otra liga fuerte?

R: Yo quiero jugar en la mejor liga posible y si es en la ACB, encantado, pero siempre intentaré llegar lo más alto posible porque ese es el mayor reto.

P: Aunque últimamente tus números han bajado ligeramente, ¿cómo te sientes?

R: Bueno en los últimos partidos he cometido algunos errores con faltas que me han sentado en el banquillo y tengo que ser más listo y evitarlo.

P: ¿Y a nivel de equipo en las últimas semanas?

R: Creo que los últimos partidos no son un indicativo de qué clase de equipo somos. No hemos jugado buenos partidos últimamente pero todavía podemos darlo la vuelta. No creo que hagamos todo mal si no que son pequeñas cosas aquí y allí que tenemos que solucionar y todo cambiará.

P: ¿Y cómo te fue con la selección nacional, con los Países Bajos?

R: Es genial jugar con tu país y vestir esos colores y aunque no me gusta necesariamente todo lo relacionado con la FIBA ahora mismo, me encanta jugar contra buenos equipos y eso lo hace más especial aún. Llevo con los Países Bajos desde que tenía 15 años y desde entonces he estado en todas las categorías inferiores así que intentaré continuar todos los años posibles.

P: Aunque este verano te volviste famoso por un encontronazo con Gallinari… (risas)

R: Mira, se me resbaló la mano y le golpeé en la cara (risas). Él se enfada y me da un puñetazo, que encima se hizo daño en el pulgar, y me expulsaron del partido lo cual es muy injusto… Recibí un mensaje en italiano enfadado pero son cosas que pasan… (risas)

Uno contra uno:

Una profesión: Jugador de videojuegos profesional. Soy increíble al ‘Call of Duty’.

Una habilidad: Jugar al ‘Call of Duty’ (risas).

Un defecto: Debo de mejorar mi forma de comunicarme, no me gusta hablar demasiado y
tengo que mejorar eso.

Una manía: Siempre escucho una canción holandesa antes de cada partidos.

Una canción: Me gusta mucho una canción holandesa que la escucho antes de todos los partidos.

Un libro: ‘Juego de Tronos’ o ‘La Torre Oscura’ de Stephen King.

Una ciudad: Amsterdam

Un ídolo: De Andre Jordan

Un lugar de Valladolid: No he estado todavía pero me encantaría y quiero ir al sitio ese donde vas a tomar cereales.

De Ardilla a Ardilla:

El más divertido: Max, no trata de ser divertido, pero sin duda es el más gracioso del grupo. Sergio también es muy divertido.

El más serio: Asti o Álex.

El más tardón: Ninguno es tardón. Todos somos muy puntuales y estamos siempre a la hora en los entrenamientos, aunque probablemente diría Greg and Wade.

El más fiestero: ¿Seguro que puedo responder a eso? (Risas) Greg, sin duda Greg es el más
fiestero.

El más ligón: Yo (responde rápidamente).

El más tímido: Cristian.

El más culto: Max.

El mejor cocinero: Max

El más vago: Yo, me siento mal por decir esto pero juego mucho a videojuegos, por lo que nopuedo mentir (risas).

conoce al resto de ardillas:

Daniel Astilleros: “A base de trabajo certificaremos pronto la permanencia”

Greg Gantt: “Esta liga es impredecible. Tenemos que ser humildes y trabajar día a día”

Max Hopfgartner: “Si jugamos como un equipo podemos estar entre los cinco mejores de la liga”

Óscar Alvarado: “La gente aun no sabe de lo que somos capaces”

Cristian Uta: “Veo al equipo muy bien y creo que podemos estar en Playoffs”

Álex Reyes: “Estoy muy contento de volver aquí, espero que terminemos en Playoffs”

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail