Guillermo Rejón le quita el primer encuentro al CBC

El CBC Valladolid no logró la victoria en el primer partido de los cuartos de final de la fase de ascenso a LEB Oro. Los chicos de Paco García no lograron remontar un mal inicio de partido y, tras estar a remolque durante gran parte del choque terminaron por morir ahogados en la orilla. Aún así las sensaciones ofrecidas por el cuadro vallisoletano dejan un resquicio de esperanza para que sus aficionados confíen en que la remontada es posible.

En el otro lado de la cancha un Lucentum Alicante muy serio comenzó el partido de forma arrolladora y supo administrar esa ventaja hasta el final. Los últimos minutos del encuentro fueron una exhibición de calidad y poderío del pívot madrileño Guillermo Rejón, que finalizaría el partido en figuras dobles. Además Lobo y Reyes también dejaron muestras de la calidad que atesoran y llevaron a su equipo a lograr la primera victoria de esta serie.

Un mal inicio

No comenzaría nada bien el partido para los visitantes. Durante el primer cuarto el factor cancha se hizo notar y los vallisoletanos salieron excesivamente nerviosos a un choque que pronto se les pondría cuesta arriba. El mal ataque de las ardillas, que no lograban encontrar huecos en la defensa rival, unido al excelso lanzamiento de tres de los locales, sobre todo de la mano de Álex Reyes y Álvaro Lobo, dejaría el marcador con un claro 20 a 13 al término de los diez primeros minutos.

El segundo cuarto seguiría la misma tónica que el primero. El equipo alicantino no perdonaba cuando podía lanzar con cierta comodidad, mientras que los visitantes no encontraban la fórmula para poder acercarse en el marcador. Las tres grandes figuras del equipo, Wade Chatman, Sergio de la Fuente y Graham-Bell, no estaban rindiendo al nivel esperado. De esta forma, el Lucentum Alicante pudo llegar a tener una renta de hasta 18 puntos (31-13) tras un parcial de 11 a 0 en los primeros instantes de este primer cuarto.

Fue entonces cuando, después de un tiempo muerto solicitado por Paco García, las ardillas lograrían reaccionar. La presión alta dispuesta sobre la cancha alicantina por parte del CBC dificultó mucho las cosas a un cuadro local que encadenó varias pérdidas consecutivas y vio con en apenas un minuto su ventaja descendía hasta los diez puntos. Entonces, otro tiempo muerto, esta vez solicitado por el técnico del Lucentum, Miguel Zapata, volvía a cambiar la dinámica sobre el terreno de juego.

Como si de un combate de boxeo se tratara, Paco García y Miguel Zapata se intercambiaron golpes durante los segundos diez minutos de juego. Ambos entrenadores buscaron en las interrupciones del partido ordenar a sus jugadores para tratar de asestar el mejor golpe posible sobre la mandíbula del adversario. Y si primero había sido el conjunto alicantino, después el vallisoletano y a continuación, de nuevo el Luentum, el último gancho de derechas lo tendría guardado Wade Chatman, que cuando su equipo estaba prácticamente sobre la lona, anotó un triple desde más de medio campo para minimizar distancias. Tras 20 minutos de juego el resultado era de 43 a 27.

Tiro
Estadísticas de tiro al descanso del encuentro

El CBC Valladolid reacciona

Tras el descanso las ardillas demostrarían el por qué de haberse ganado un puesto en playoffs. Si durante la primera parte del encuentro dejaron demasiado libres a los tiradores del Alicante, en estos segundo 20 minutos incrementarían la intensidad defensiva y se mostrarían más certeros en ataque. Además, los hombre clave del equipo mejorarían sus prestaciones y pondrían contra las cuerdas a un Alicante que, por momentos, vio como el partido se le podía escapar ante el ímpetu pucelano.

Esta mejoría tras la salida de vestuarios hizo que el CBC Valladolid pudiese recortar distancias de forma paulatina durante el tercer cuarto hasta lograr llegar a tan solo diez puntos de diferencia antes del arranque del periodo decisivo. Una renta a priori cómoda para los locales, pero que viendo, la dinámica de los dos equipos, un CBC pletórico ante un Alicante al que le podía entrar el miedo a ganar, se antojaba más igualada de lo que parecía.

Y así fue. El conjunto de Paco García continuó en su línea ascendente hasta situarse a tan solo cuatro puntos con más de medio cuarto por jugar. Sin embargo, la figura de Guillermo Rejón, a la postre el mejor jugador del partido, y un par de decisiones polémicas tomadas por los colegiados hicieron que el sueño de la remontada por parte de las ardillas no se hiciese realidad.

El pívot madrileño del Lucentum se echó al equipo a la espala durante los últimos diez minutos y sentenció un partido que anteriormente desequilibraron los colegiados en favor del equipo local. De esta forma, el cuadro alicantino se lleva el primer partido de la serie y confía en repetir victoria el domingo a las 12:15 horas para viajar a Valladolid con una renta de 2-0.

Estadísticas Finales

Estadísticas Final

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail