rowell-anton-graham-bell

Graham-Bell: “Veo al equipo en la parte alta de la liga”

Le gusta ‘El Padrino’, Harry Potter, las gambas y quiere hacer snowboard. Así es Rowell Anton Graham-Bell, el ala-pívot del Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid que ha explotado esta temporada jugando como tres. “Bull” (Toro) o “Superman”, como le llaman dentro del vestuario, todavía tiene que mejorar su castellano y dedica el poco tiempo libre que tiene a jugar a la PlayStation y a dormir, aunque también disfruta perdiéndose por Valladolid, sobre todo por la Plaza Mayor. Inglés, de 22 años, sueña con jugar el Eurobasket y asegura que el equipo “estará arriba a final de temporada”. Llega siempre una hora antes a entrenar para mejorar su tiro y se inspira, entre otros, en su compatriota Steve Bucknell, todo un ex NBA. Alegre y risueño, es el encargado de inaugurar esta nueva sección en la que uno a uno iremos conociendo a las ardillas del CBC Valladolid, con preguntas que los propios aficionados lanzan a través de las redes sociales. Con ustedes, Rowell Anton Graham-Bell, el cohete londinense.

Pregunta: Bueno Rowell, para comenzar; el baloncesto en Gran Bretaña no es un deporte realmente popular, ¿cómo es que decidiste comenzar a jugar?

Respuesta: Fue por un ex-jugador de la NBA, Steve Bucknell, quien jugó en la NBA hace varios años y ahora es entrenador. Así que un día oí que venía a mi escuela así que me dije: “Voy a ir y a ver cómo es eso”. Tenía 14 años, y ese día fue mi primer entrenamiento en el baloncesto. Él me vio manejar la pelota, me dio una carta y me dijo que quería que jugase en el equipo. Desde entonces empecé a ir siempre a los entrenamientos.

P: Así que empezaste a jugar al baloncesto un poco tarde, en el instituto.

R: Sí, empecé a entrenar cuando tenía 14 años pero no jugué oficialmente hasta que tuve 15. Era agosto, en verano, la estación en la que nací, (8 de agosto de 1994 en Londres) y le pregunté a mi padre: “¿Puedo jugar al baloncesto?”. Él me respondió que sí, pero cuando tuviese tiempo. Así que insistí: “Como regalo de cumpleaños, acércame al pabellón”, le repetí todos los días hasta que lo hizo. El día de mi cumpleaños me llevó a jugar al baloncesto.

graham-bell-durante-la-entrevista-ii
Graham-Bell durante la entrevista.

P: Bonito comienzo. Después de eso, decidiste venir a jugar a España y Narón (temporadas 2014/2015 y 2015/2016), ¿cómo fueron tus primeros días?

R: Una gran adaptación. La razón es que en Inglaterra tenemos muchos jugadores que han jugado en el extranjero: americanos, británicos que han jugado uno o dos años en institutos de Estados Unidos y han vuelto o que están cerca de la retirada que tienen un estilo de juego americano: un ritmo vertiginoso, muy rápido. Así que cuando llegué a Narón me dije a mí mismo: “Okey, para un poco, relájate”. No es todo correr y tirar o jugar posesiones muy cortas, así que al principio me tuve que acostumbrar.

P: ¿Fue difícil para ti adaptarte a una cultura, país y lenguaje diferente?

R: No para mí. He oído que sí lo es para otra gente pero yo fui muy afortunado con la situación en la que me encontré. La gente que me colocó aquí lo hizo en una posición muy buena, ellos fueron geniales conmigo, el equipo me trató como a uno más de la familia y eso todavía dura hasta hoy. Puedo ir allí, a Narón, en cualquier momento y ellos me recibirán con los brazos abiertos.

PEn España el baloncesto es algo grande, ¿fue un paso importante en tu carrera el venir a este país?

R: Fue una gran decisión. Sabía que tras esa decisión no podía volver atrás, así que sí, definitivamente fue una decisión muy importante.

Empecé a entrenar al baloncesto con 14 años, y el día que cumplí los 15, mi padre me llevó al pabellón y jugué oficialmente por primera vez

P: Antes de venir al Club Baloncesto de Valladolid, ¿conocías algo de la historia del club o de la ciudad?

R: No, sinceramente. Recibí dos faxs, y en uno de ellos sí que se mencionaba que aquí han jugado muchos jugadores legendarios y que era un sitio importante.

P: ¿Quién contactó contigo al principio, fue el exentrenador del CBC Iñaki Martín, el presidente Mike Hansen…?

R. Fue Iñaki. Él me encontró directamente. Estaba ojeando jugadores y me habló directamente: “Éste es el jugador que quiero”. Fue una coincidencia que él dijese que yo era el tipo perfecto que estaba buscando.

P: Vamos a centrarnos ahora un poco más en tu etapa aquí, en Valladolid. El primer año te vimos jugar más de ala-pívot, de ‘4’, esta temporada sin embargo estás disputando más minutos de alero, de ‘3’; ¿dónde te sientes más cómodo en la cancha?

R: Me siento cómodo en cualquier lado donde el entrenador me quiera poner. Son dos estilos completamente diferentes. Quiero decir, cuando juego de ‘4’, se que voy a recibir un par de codazos en los primeros minutos del partido; los jugadores tienen mucha energía, aún no están cansados y te vas a llevar codazos. Sin embargo cuando juegas de ‘3’, como que los defensores son más sensibles y ahí es donde tengo ventaja. Por ejemplo si me defiende un alero pequeño lo llevo al poste y si es grande y lento decido jugar más por fuera y conseguir canastas.

P: Es cierto, tienes una ventaja considerable ahí (risas). Además, del año pasado a este has mejorado considerablemente en el tiro exterior; ¿has entrenado por tu cuenta durante el verano o se debe más a los entrenamientos y a lo que te pide o trabaja contigo el entrenador?

R: En verano, cuando volví a casa, sabía exactamente qué quería hacer para ésta temporada, cuál era mi objetivo. Instintivamente pensé: “Vale, necesito mejorar en mis tiros”. Así que el entrenador con el que comencé, Steve Bucknell, tenía sus propias instalaciones en Inglaterra, así que fui allí y le dije que quería mejorar en mis lanzamientos. Y tenía un par de amigos allí en Inglaterra así que les dije: “¿Queréis venir a jugar un poco?”. Todos los días íbamos allí, tirábamos o atacábamos, lo que tuviéramos que hacer cada día para mejorar.

rowell-anton-graham-bell-zornota
Rowell Anton Graham-Bell tratando de superar a un rival en el partido ante Zornotza ST.

P: ¿Qué diferencias puedes encontrar en el equipo de este año con respecto al de la pasada temporada?

R: Hay jugadores nuevos, y el estilo de éstos es diferente. Creo que el equipo está en una buena situación porque aún no hemos encontrado nuestra forma de jugar. Si jugamos a un ritmo rápido, por ejemplo, tú sabes que en el momento en que uno de los compañeros coja la bola, él va a correr; o puede que no y se detenga un poco y juegue más despacio. Y eso está muy bien.

P: ¿Dónde crees que estará el equipo al final de la temporada?

R: Creo que en la parte alta de la tabla. Fíjate en el comienzo. Si te fijas en los primeros partidos, hubo algunos que perdimos de manera increíble. La liga es muy pareja, y todos los equipos suben, bajan, suben… Definitivamente nos veo en la parte alta de la liga. Una victoria y vas para arriba, una derrota y vas para abajo, así que nosotros vamos a continuar ganando (risas).

P: ¿Está entre tus objetivos ir convocado alguna vez con tu selección nacional, Gran Bretaña?

R: Sí. Inglaterra está complicado ahora mismo. Ellos ahora mismo no pueden organizar ‘Futures’ a menudo, y es cuando es más fácil ser llamado. Así que mientras tanto yo sigo entrenando y jugando, esperando a que esa llamada llegue.

P: ¿Es uno de tus sueños jugar el Eurobasket?

R: Definitivamente sí. Con Inglaterra o con otro equipo.

El equipo está en una buena situación porque aún no hemos encontrado nuestro estilo. Definitivamente nos veo en la parte alta de la tabla al final de la temporada

P: Rowell Anton Graham-Bell, tu nombre completo. ¿Cómo te llaman tus compañeros de equipo? ¿Tienes un mote?

R: (Risas). He escuchado todo tipo de nombres (sigue riendo). En el equipo ‘Toro’ (lo dice en español, aún riéndose). También me han llamado ‘Superman’ porque a veces llevo puesta su camiseta, que precisamente está en el vestuario ahora mismo. Probablemente alguno más, aunque ahora mismo no recuerdo bien. Oh, ¡Twinkle Toes! (algo así como tobillos centelleantes). Eso es por una foto en la que parece que salgo flotando en el aire (continúa riendo aún más fuerte).

P: ¿Quién es el jugador de baloncesto que te ha inspirado o inspira más?

R: Es gracioso porque antes de empezar a jugar al baloncesto hubiera dicho Michael Jordan. Pero eso fue porque era el único jugador que conocía. Quiero decir, empecé a jugar tarde, así que cuando cumplí 15 años conocí a mi entrenador, Steve Bucknell, sabía donde había jugado y todo lo demás sobre él, así que me dije: “Ese es el tío”. Él seguía jugando y cuando le veías tirar, solo mirarle, ver lo que hacía, me hizo querer parecerme a él. Y el hecho de que estaba con él todo el tiempo entrenando y mejorando fue perfecto. Fue una ventaja muy gran tenerlo.

graham-lucha-por-ganar-la-posicion
Graham-Bell trata de ganar la posición ante un jugador de Sammic ISB.

P: ¿Cómo es tu día a día aquí en Valladolid? ¿Qué haces en tu tiempo libre?

R: “¡Jugar a la PlayStation!”, sugiere Esteban Martín, el segundo entrenador, que escuchaba la entrevista. Graham-Bell se ríe y asiente: “Después del entrenamiento, sí, probablemente jugar a la PlayStation” (risas). Por la mañana me levanto una hora antes de tener que salir al entrenamiento para no estar de mal humor. Odio madrugar. A mediodía, dormir y comer. Después vengo a entrenar una hora antes que mis compañeros para practicar con los tiros, y ese es probablemente uno de los motivos para explicar por qué estoy tirando mejor.

P: ¿Qué es lo que más te gusta de Valladolid?

R: La Plaza Mayor. He estado un par de veces y me gustan las vistas y el ambiente. Aún estoy explorando, no he tenido tiempo de verlo todo. Siempre que salgo pienso: “¿Debería ir por aquí por la izquierda y ver a dónde me lleva?” y perderme por ahí. Pero no tengo mucho tiempo con los entrenamientos.

P: ¿Y de España, has visitado más ciudades aparte de Narón o Valladolid?

R: Sí, he estado en Barcelona cuando formaba parte de la selección británica sub-20. Fuimos unos cinco días y en ese tiempo tratamos de ver lo máximo posible. Es un sitio genial, fui en verano y es cálido. Me gustó.

De Valladolid me gusta la Plaza Mayor. Aún estoy explorando la ciudad, me gustaría perderme por ahí algún día, pero no tengo mucho tiempo


‘Uno contra uno’

  • Una profesión si no jugases al baloncesto: Entrenador personal o monitor de gimnasio.
  • Una virtud: El dibujo.
  • Una cualidad que tengas que mejorar: Mi español (se ríe).
  • Una comida: Las gambas.
  • Una canción o artista: Popcorn o Mavado.
  • Una película: El Padrino.
  • Un libro: Harry Potter.
  • Un hobby: Dibujar.
  • Una ciudad que visitar: He estado en muchos lugares, así que diré algo que quiero hacer en las próxima vacaciones: snowboarding.

¡Escucha la entrevista íntegra (en inglés) en el siguiente enlace!

TE PUEDE INTERESAR:

Entrevista a Pablo Esteban: “El equipo todavía puede dar mucho más”

Entrevista a David Ortega: “Volver a jugar en casa es una alegría”

Entrevista a Daniel Astilleros: “En mi etapa de LEB Oro llegué a defender a Pete Mickeal”

Entrevista a Javier Juan Lobato: “No sé donde estaremos a final de temporada, pero sé cual es el camino”

Entrevista a Antonio Izquierdo: “Solo pienso en recuperarme para volver más fuerte”

Entrevista a Wade-Chatman: “El apoyo de los fans es lo más positivo que me he encontrado aquí”

Entrevista a Miguel González: “Representar a tu país jugando al baloncesto es una experiencia única”

Entrevista a Gullit Mukendi: “Puedo aportar defensa, intensidad y esfuerzo”

Entrevista a Agustín Morales: “No conozco otra cosa que no sea trabajar”

Entrevista a Alberto García: “Debutar aquí fue un sueño”

Entrevista a Boubacar Sidibe: “Aquí el baloncesto tiene más nivel”

Entrevista a Sergio De la Fuente: “Estuve a punto de dejar el baloncesto”

 

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail