Exhibición coral del Carramimbre para sumar la quinta

Los de Paco García doblegaron a los vitorianos de Araberri (106-85) merced a un histórico primer cuarto (36-20) y a un recital con mayúsculas de todo el equipo liderado por Jito Kok, Graham-Bell, Chatman y Sergio De la Fuente. Primeros minutos para Paniagua y quinto triunfo del CBC Valladolid, segundo en Pisuerga, antes de recibir el próximo viernes a uno de los mejores equipo de la LEB Oro, el CB Prat.

El Carramimbre CBC Valladolid sigue en pleno auge y sumó la quinta victoria de la temporada tras vencer 106-85 a un Sáenz Horeca Araberri que nada pudo hacer ante la exhibición anotadora de los pupilos de Paco García. Un primer cuarto histórico, el de mayor anotación de la historia del club, facilitó la empresa y permitió que las ardillas jugasen con alegría y siempre por delante en el marcador, lo que propició un recital ofensivo cuyo broche de oro fue superar los 100 puntos a favor y cerrar un encuentro de ensueño que permite al conjunto vallisoletano afianzarse en la zona noble de la clasificación.

Primer cuarto histórico para encarrilar la contienda

Sin apenas tiempo para sentarse, el Carramimbre CBC Valladolid firmó un fulgurante parcial de 6-0 y asumió las primeras rentas del partido. Los visitante, sin embargo, no tardaron en despertar y responder por medio de Dee y Wintering. Ambos equipos, tremendamente acertados de cara al aro, firmaron un frenético primer cuarto en el que las defensas no hicieron acto de presencia hasta que se superó el ecuador del cuarto inaugural. Y fueron las ardillas quienes empezaron a imponer su ley desde atrás, como acostumbran. Presión a toda cancha e intensidad a la hora de cerrar el rebote. Con Graham-Bell como principal ejecutor con 11 puntos y 16 de valoración en los primeros diez minutos, los vallisoletanos volaron hasta los 11 de ventaja (29-18) y obligaron al técnico visitante, Antonio Pérez Caínzos, a parar el vendaval de buen juego y canastas de los locales. Un tiempo muerto que no sirvió para tapar la herida que acababa de abrir el CBC.

Con el británico en el banquillo y Alvarado liberando a Chatman de labores organizativas, el americano se centró en realizar aquello que mejor se le da: anotar. Y vaya si lo hizo. Seis tantos consecutivos para un total de 12 en su cuenta personal que cerraron 36-20 un histórico primer cuarto de los pupilos de Paco García, ya que nunca en la historia del club se habían sumado tantos puntos en un periodo. Tocaba defender la ventaja con uñas y dientes, pero Araberri no iba a hincar la rodilla tan pronto. Tras la reanudación los vitorianos pusieron fin a la sangría defensiva que les había condenado y cerraron el aro, dejando al Carramimbre sin anotar durante más de tres minutos. Y con Mitrovic en el campo, el conjunto visitante desatascó la ofensiva y amagó con agarrarse al partido: dos triples consecutivos del bosnio-canadiense rompieron la brecha psicológica de los 10 puntos por primera vez. Pero tras una falta antideportiva sobre Jito Kok, el colchón de puntos volvió a crecer hasta que ambos equipos se retiraron a vestuarios con el 58-45 que reflejaba el marcador. Los de Paco García seguían mandando merced al brillante cuarto inaugural y la buena actuación de la segunda unidad para mantener las diferencias.

Óscar Alvarado se enfrentó a su equipo de la temporada pasada / By Ramón Alonso
Partido de 10 para alcanzar los 100

La reanudación tras el descanso no fue muy diferente al comienzo del partido: el Carramimbre seguía muy acertado de cara al aro, pero en estos momentos, además, también había dado un paso adelante atrás. Rápidamente y de la mano de Chatman, De la Fuente y Rowell, los de Paco García subieron una marcha más y se colocaron con una ventaja de 23 puntos a pocos minutos de finalizar el tercer periodo. Las ardillas disfrutaban en la pista y continuaron desplegando un juego alegre, vistoso y efectivo, muy efectivo. Los vitorianos, sin embargo, tiraron de orgullo en la recta final periodo y consiguieron reducir distancias hasta el 81-65 que reflejaba el marcador antes de encarar el asalto definitivo.

Las ardillas habían olido sangre y, espoleadas por el público, no querían conformarse con lo visto hasta ahora. La meta de los 100 puntos estaba ahí, al alcance de la mano, y era un aliciente importante para un partido que, salvo debacle, estaba decidido. Dicho y hecho. Pisuerga era una fiesta que coreaba “100, 100, 100” y Daniel Astilleros fue el encargado de cumplir con la petición popular y poner la brocha de oro a una exhibición que, finalmente, acabó 106-85. La quinta victoria de la campaña no pudo llegar de mejor manera y el Carramimbre CBC Valladolid se afianza en la zona noble de la tabla.

ficha técnica

Carramimbre CBC Valladolid (106): Henri Wade-Chatman (26), Greg Gantt
(10), Rowell Graham-Bell (18), Sergio de la Fuente (20), Jito Kok (11) -quinteto
titular-. También jugaron: Óscar Alvarado (3), Cristian Uta (4), Daniel Astilleros
(7), Álex Reyes (3) y Max Hopfgartner (4).

Sáenz Horeca Araberri (85): Alec Wintering (17), John Dee (21), Jamal
Edwards (3), Jonathan Araújo (11), Federico Uclés (6) –quinteto titular-.
También jugaron: Nemanja Mitrovic (8), Adam Pechacek (13), Leo Cizmic (6) y
Alex Mitola (0).

Parciales: 36-20, 22-25, 23-20 y 25-20
Árbitros: Terreros San Miguel, José María y Hurtado Almansa, Juan Ramón.

 

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail