IMG_0464-96x128

Esteban Martín: “No hay momentos malos entrenando a los más pequeños, nunca deja de ser gratificante”

Una vez satisfecha la curiosidad de los aficionados por conocer en profundidad los pensamientos, gustos e inquietudes de nuestros jugadores, le llega el turno al cuerpo técnico del Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid. En primer lugar, Esteban Martín, ayudante de Paco García y segundo entrenador también durante la pasada campaña junto a su compañero y amigo íntimo Iñaki Martín. Concreto y sereno, responde a las preguntas con sinceridad absoluta, explicando sus funciones dentro del vestuario, su labor en las categorías inferiores en el club y en otros colegios de la ciudad y sus planes de futuro. Con todos vosotros, Esteban Martín, un hombre de la casa, los valores del Ciudad de Valladolid en persona.

Pregunta: Bueno Esteba, para romper el hielo, ¿baloncesto europeo o NBA?

Respuesta: Baloncesto europeo sin ninguna duda.

P: ¿Cómo fueron tus inicios en este deporte?

R: Yo desde muy pequeñito empecé a jugar en el colegio Lourdes, estudiaba allí y mi padre era el entrenador. Pasé por todas las categorías prácticamente en el colegio. Alternábamos lo que era antaño la cantera con Forum Lourdes y esas vinculaciones que había y demás. Lo que he jugado siempre ha sido en el patio del colegio.

P: ¿De qué jugabas?

R: Yo jugaba de escolta.

P: ¿Y cómo se te daba?

R: Se me daba bien. Técnicamente era bueno pero era pequeño. Lo que más me gustaba era defender, no me importaba pegarme con nadie.

P: ¿Tenías claro de pequeño que a ti te gustaría dirigir y sentarte en la banda?

R: No, la verdad es que no. Empiezo a entrenar con 16 años, acabo categoría cadete. Me coge mi padre, me engancha y me dice: “Venga, te pones a entrenar”. Y bueno empecé un poquito como ha hecho la mayoría, alternando entre entrenar y jugar y a partir de ahí es cuando me ha ido picando bastante.

P: ¿Cómo fue ese salto al nivel profesional?

R: Es difícil porque yo hasta hace muy poquito siempre he estado en contacto con lo que es el jugar porque después di el paso a categoría senior y he estado jugando en Lourdes y otros sitios con amigos y algún conocido. Y para matar un poco el gusanillo de decir voy a entrenar o jugar la típica pachanga y jugar el partido el fin de semana. Y en este nivel, fue casualmente con Paco García en la temporada 2005/2006, que me llamaron estando yo sin trabajo, entrenando niños equipos en el colegio, diciendo que necesitaban alguien para ejercer de ayudante, de chico para todo también echando una mano a Benito, el delegado, y a partir de ahí surgió.

P: ¿Hay diferencias entre el Paco de ahora y el de entonces?

R: Sí, pero el cambio de nota porque no es la misma categoría. En ese momento era Liga ACB, la exigencia era mucho mayor, el equipo era completamente profesional y estabas dedicado en cuerpo y alma prácticamente todo el día a lo que era el equipo. Era otra historia.

P: ¿Cuáles son exactamente las funciones de un segundo entrenador?

R: Mi función es la de facilitar todo lo posible y en la medida que esté de mi mano la labor de Paco García durante la semana para preparar el partido. Me explico: yo trabajo visionado de partidos, montajes de partido para darle a él la facilidad de tener una preparación resumida que es lo que le ponemos luego a los jugadores. Presentar una idea clara de lo que es el equipo rival: cómo juega, cómo defiende, puntos estadístico detallados… todo lo que es facilitar el trabajo del primer entrenador.

P: ¿Cómo  fue el primer año del club contigo echando una mano a Iñaki Martín?

R: Lo que primero guardo de todo es el haber trabajado con un amigo íntimo personal como es Iñaki. Y evidentemente el trabajo diario con él era todo facilidades ya que habíamos entrenado juntos antes con niños pequeños, mayores y selecciones. A nivel de equipo, pues pagamos el hecho de ser un club nuevo en el que faltaban muchas cosas, y aún faltan, por determinar. Bueno, cogido un poco por pinzas pero la experiencia, aparte del descenso, resultó ser gratificante.

ESTOY CÓMODO CON MI LABOR ACTUAL DE SEGUNDO ENTRENADOR, PERO CREO QUE EN EL FUTURO NO TENDRÍA PROBLEMA EN DAR UN PASO ADELANTE

17807524_1482972311744555_4395580593850353836_o

P: ¿Cuáles crees que son las claves del cambio que ha pegado el equipo de un año para otro?

R: La principal es a nivel de estructura del club. A través de Mike Hansen, el presidente, y los directivos tienen las cosas bien estructuradas, cada uno con sus funciones, y eso transmite una sensación de seguridad que es lo más importante.

P: ¿Paco García es igual de exigente con los jugadores que con el cuerpo técnico?

R: (Risas). Sin duda, sin duda. En el momento en el que tú le ves en la pista exigiendo a los jugadores, a mí me pide A, B y C; yo quiero esto, esto y esto y es lo que hay que hacer. No se corta con nadie.

P: ¿Qué tal la experiencia entrenando jugadores extranjeros? ¿Es difícil superar la barrera del idioma o el baloncesto es un lenguaje universal?

R: Yo me entiendo perfectamente porque me defiendo bien hablando en inglés, que lo aprendí a base de hablar con los jugadores en su momento con el Fórum y el Grupo Capitol. Evidentemente no tengo un inglés super fluido como ellos, pero ha sido una ayuda muy positiva para soltarme y trabajar sobre el idioma.

P: ¿Cuáles son los principales puntos en los que te tienes que centrar a la hora de entrenar a los más jóvenes?

R: El principio de una buena base es cualquier fundamento técnico que no táctico. A partir de ahí el trabajo del saber estar sobre una cancha.

P: ¿Cuáles son las principales dificultades que te puedes encontrar con los jugadores jóvenes?

R: El nivel de conceptos. No todo el mundo trabaja de la misma manera y no todos vienen de un mismo sitio.

P: ¿Qué se siente al ver a jugadores como Miguel González, Alberto García, Eduardo Castaños o David Paniagua superando etapas aquí en el club y dar el salto al primer equipo?

R: Me da mucha alegría porque aparte de Paniagua, que no lo he entrenado, he tenido contacto con ellos en otra categoría. Ves chicos que desde pequeñitos estaban pringando, entrenando, haciendo horas con las selecciones y con sus equipos y es una alegría tremenda el verles debutar con el primer equipo.

P: ¿Qué le dirías a todos aquellos que están en proceso de conseguir esto?

R: Que les sigan a ellos, simplemente que se fijen en ellos. En cómo trabajan, en la continuidad que tienen y al final es lo más importante. Querer decir: “Hey, que yo quiero estar ahí, quiero entrenar con ellos y tener la oportunidad de jugar”.

P: ¿Has seguido durante la temporada la actualidad del equipo junior?

R: Sí porque soy uno de los ayudantes de Juan Carlos. No he podido participar tanto como quería porque al final compaginar con el primer equipo era más difícil. Soy el enlace directo entre Paco García y Juan Carlos a la hora de seleccionar algún junior y entrenar. Además Juan Carlos ha tenido un año duro porque hemos tenido muchas lesiones, le hemos quitado jugadores durante esas mismas lesiones y ha habido días en los que ha entrenado con muy poquita gente. Lo que ha hecho Juan Carlos con el equipo este año tiene un mérito impresionante.

A LOS JUGADORES DE LA CANTERA LES DIRÍA QUE SE FIJEN EN CÓMO TRABAJAN MIGUEL, ALBERTO EDUARDO O PANIAGUA Y EN SU CONTINUIDAD. ES UNA ALEGRÍA ENORME HABERLOS VISTO CRECER Y DEBUTAR CON EL PRIMER EQUIPO

17835037_1482981935076926_567987326579978860_o

P: ¿Qué tal compaginando ambos puestos, tienes alguna otra función?

R: Aparte de lo que he dicho, tienen una idea de juego muy parecidas que es un poco lo buscamos para mantener la misma idea. Me sigue gustando mucho el seguir ligado a la cantera.

P: ¿Y al resto de grupos de la Escuela, también los intentas seguir?

R: Siempre que puedo vengo a ver partidos de cantera. La verdad es que siempre me ha gustado, me veo, y veo los partidos que puedo. También es verdad que lo compagino con un pequeño colegio de niños en el que también estoy entrenando.

P: ¿Te planteas en algún momento de tu futuro el dar el salto a ser primer entrenador o te ves más cómodo con tus funciones actuales de ayudante?

R: Ahora mismo no te lo puedo decir, pero sí que me veo más cómodo en la labor en la que estoy. Pero el día de mañana nadie sabe. Si hay algún momento en el que haya que dar el paso y decir: “Aquí estoy”, creo que no tendría problema en darlo

P: ¿Con qué momento de tu carrera te quedas?

R: A nivel profesional me quedo con un partido del último año de Fórum Filatélico, antes incluso que con el ascenso de LEB Oro con Porfi. Nos jugábamos el descenso contra Breogán, que lo entrenaba Paco García precisamente, y justo fue la semana en la que estalló todo el escándalo del Fórum Filatélico, el tema del dinero y el cierre de las sedes. Y ese día, un domingo por la tarde, el partido fue impresionante porque teníamos que ganar ya que descendían ellos o nosotros. Y fue la primera vez que vi Pisuerga a reventar: gente en las escaleras, de pie en las gradas… no sé la gente que habría, pero seguro que más de lo permitido (risas). Fue impresionante.

P: ¿Y a nivel de cantera?

R: Me quedo con un trabajo que hicimos muy bueno el año pasado. Yo entrenaba al infantil del colegio Lourdes con el equipo de aquí también que llevaba Pedro e hicimos un equipo muy majo para trabajar con él muy poco a poco y al final conseguimos ganar la liga de Castilla y León, la autonómica, pese a no ser favoritos. Conseguimos jugar Campeonato de España y fuimos subcampeones de España de colegios católicos.

P: ¿Y los peores momentos?

R: Con los más pequeños no tienes ninguno. No deja de ser gratificante el entrenar a los más pequeños o de edad mediana. Y a nivel profesional puede ser el descenso del año pasado porque yo era la primera vez, aparte de trabajar con Iñaki, que tenía un poco más de responsabilidad y dolió bastante por el descenso y ver a Iñaki hundido.

‘UNO CONTRA UNO’

  • Una profesión: antes del baloncesto he trabajado de todo. Podría ser camarero o cualquier cosa porque me he dedicado a muchas cosas.
  • Una virtud: soy persistente.
  • Una cualidad a mejorar: soy muy despistado.
  • Una comida: un buen culetón.
  • Una canción o artista: soy peculiar. Me gusta el producto nacional y cuanto más duro mejor, no voy a engañar a nadie: Extremoduro.
  • Una película: Cadena perpetua.
  • Un libro: Misery de Stephen King.
  • Un hobbie: salir a tomar unas cañas con mis amigos.
  • Una ciudad que visitar: Londres.
  • Un lugar de Valladolid: el patio del colegio de Lourdes.

 

 

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail