img_0465

Paco García: “Hemos logrado que Valladolid se reenganche al baloncesto gracias a la exigencia diaria”

Uno de los principales protagonistas de la clasificación del CBC Valladolid a los puestos de PlayOffs en su segundo año de vida es, sin duda, Paco García. El veterano entrenador ha vuelto a la que siempre ha sido su casa por cuarta vez y ha cosechado diecisiete victorias, metiendo al equipo séptimo y devolviendo la ilusión por el baloncesto a una ciudad necesitada de canastas, emoción y tensión como Valladolid. Tras conocer a su ayudante, Esteban Martín, hablamos tranquilamente con él en una entrevista en profundidad en la que con voz calmada y serena hace un repaso a su dilatada trayectoria deportiva con paradas especiales en Lugo, Mogi das Cruces y por supuesto Valladolid. En el día de su cincuenta cumpleaños, con ustedes, Paco García.

Cada año, la fecha del 23 de abril es un día sinónimo de festividad en Castilla y León y en todos aquellos aficionados a la lectura. Sin embargo, también es motivo de alegría y de festejos en la familia del entrenador del Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid. Francisco García Álvarez cumple 50 años en este 2017, treinta de ellos sentado en los banquillos de ACB, LEB, NBB y Afrobasket, sin contar sus más de 100 internacionalidades con la selección española.

17626238_1469673556407764_929547472532429472_n

Recalca que sus inicios fueron en el Colegio Ponce de León y no en el Club, de fundación posterior. Habla de sus comienzos en el Forum de la mano de Mario Pesquera, de como un viaje al Eurobasket de Grecia en el 1987 le abrió las puertas del Juver Murcia y también de su aportación a la explosión del Baskonia en la década de los noventa, sin olvidar su histórico papel en los banquillos del Breogan, donde será siempre recordado por llevar al club gallego a la ACB. Como en todas las carreras deportivas, hay luces y sombras. Los peores momentos llegaron con los impagos en Tenerife, el descenso en Lleida, el escándalo del Forum Filatélico en Valladolid y, por desgracia, las pérdidas antes de tiempo de grandes amigos y personas queridas como Sergio Luyk, Manel Comas, Lalo García o Raúl Jiménez. Nadie mejor que él mismo, Paco García, para trasmitir ese recuerdo y para narrar esa biografía llena de éxitos que, en este 2017, ha escrito una nueva página en su particular palmarés: clasificar al CBC Valladolid a los PlayOffs en su segundo año de vida.

Pregunta (P): ¿Jugaste en algún equipo  antes de entrenar? ¿Cómo fue?

Respuesta (R): Empecé jugando en el Colegio Ponce de León, no en el Club que es posterior. De ahí pasé al colegio Lourdes y a la vez que jugaba allí con las categorías del Miñón Valladolid, entrené a un equipo femenino del Colegio Ponce de León y después a distintos equipos en diferentes categorías.

P: ¿Ponce fue entonces tu primer equipo como entrenador?

R: Si, un infantil femenino en el 83. Del Ponce Femenino fui entrenando a diferentes categorías hasta que entré a formar parte del cuerpo técnico del Forum Valladolid de Mario Pesquera. Era el tercer entrenador ayudante del primer equipo y también dirigía al equipo juvenil que nos proclamamos campeones de Castilla y León.

P: Tras unos años en Valladolid, cambias de proyectos y te vas a Murcia…

R: Efectivamente, después de dos temporadas en el primer equipo con Mario Pesquera, con el primer dinero que ahorré me fui a ver el Campeonato de Europa de 1987 en Grecia. Allí conocí a mucha gente entre ellos a Juan Valverde y Enrique Coello, el presidente y el entrenador del Murcia. A la vuelta a Valladolid me ofrecieron ir a Murcia, que era un proyecto bonito, que estaban iniciándose en el baloncesto. Tenía la misma tarea, ayudante del primer equipo y entrenador del juvenil. Estuve dos años y luego unas jornadas porque en el inicio de la primera me cesaron y de ahí fiché a las pocas semanas por el Palencia de 2ª División, lo que sería ahora LEB Plata.

MURCIA
Un joven Paco García rodeado de Juan Valverde y Enrique Coello

P: De ahí, salto a la ACB como ayudante de Herb Brown y junto a Manel Comas ¿Qué tal en Baskonia?

R: Me sale la oportunidad de ser segundo entrenador en Baskonia donde estoy cuatro años. Ayudante de Herb Brown, Manel Comas, Iñaki Iriarte. Es un momento fantástico porque es el inicio de la transformación de lo que es Baskonia hoy en día. Se ganó la primera Copa del Rey, se perdió otra, la Copa de Europa…Fue muy bonito vivirlo a nivel de ciudad y a nivel de club.

Después voy a Burgos a la Liga EBA, otra vez a Murcia al Balnearios de Archena y me llega la oferta de Valladolid en un momento muy crítico porque el equipo estaba último en la liga ACB y es donde comienza mi historia como primer entrenador de verdad.

paco garcía se sentó como primer entrenador en acb en los banquillos del forum valladolid

P: Como bien dices, tras pasar por Burgos y Archena, debutas como primer entrenador en ACB y precisamente con el Forum Valladolid

R: Así es, cesan a Wayne Brabender y dejan a Chechu Mulero que aguanta siete, ocho jornadas pero no consigue enderezar el rumbo y es cuando llego yo. A falta de dos jornadas para terminar la primera vuelta. Mi debut es en Pisuerga contra Fuenlabrada, que ganamos, y después fuera en Málaga contra el Caja Ronda que también ganamos con una actuación estelar de Tony White.

“Con el paso del tiempo te das cuenta de que llevas muchos años; lo triste es la gente que se ha ido quedando en el camino y las alegrías la que te vas encontrando”

P: Una plantilla en la que destacaban dos nombres por encima de todo por lo que han sido para el baloncesto de la ciudad; Lalo García y Mike Hansen

R: Sí, pero también Tony White, Dyron Nix, Annicet Lavodrama, ese equipo tenía dos nombres propios por lo que han sido; uno es Lalo García y otro es el presente del baloncesto en esta ciudad, Mike Hansen. Sin olvidarnos de alguien a quien yo quiero mucho Sergio Luyk, que me lo lleve luego a Breogan.

P: Un curiosa casualidad que quien fuera tu jugador sea ahora tu presidente

R: Cuanto menos curioso, si. Con el paso del tiempo te das cuenta de que llevas muchos años y lo triste es la gente que se ha ido quedando en el camino, las alegrías son la gente con la que después te vas encontrando y que tú sigas ahí como entrenador es un motivo de alegría

P: A pesar de los buenos resultados y salvar al equipo, la temporada siguiente fichan a Gustavo Aranzana y te quedas de segundo entrenador ¿Por qué?

R: Es una cosa circunstancial. El presidente y el director general deciden, a falta de varios partidos para acabar la liga, fichar a otro entrenador para la próxima temporada y se encuentran con que el entrenador que había salvado al equipo no tenía sitio. En mi contrato había una opción de seguir como segundo entrenador y allí me quedé hasta que apareció una oferta interesante como la del Breogan de Lugo y encantado porque si hay algo importante en mi carrera es mi paso por el Breogan.

ASCENSOACB
Paco García celebra junto a su plantilla el ascenso a la ACB en la 98/99

P: Un periodo de muchos éxitos vinieron en esta etapa

R: Ya en mi segundo año en Galicia, campeón de la liga, campeón de la Copa y luego el desarrollo del equipo en la liga ACB. Con orgullo puedo decir que de los 50 años de historia del Breogan tienen tres títulos nacionales (uno de 2º División, Campeón de liga LEB y la Copa Príncipe) y de esos tres en dos de ellos he sido protagonista. Vivimos muy felices, muy a gusto, el desarrollo de nuestro trabajo fue muy bueno y tuve la suerte de entrenar a muy buenos jugadores. Fuimos cumpliendo objetivos, el ascenso, la permanencia, asentar el club en la ACB

P: Tu etapa allí finaliza y en la 2002/03 te vinculas con el Unelco Tenerife ¿Qué tal en la isla?

R: Otro reto importante fue irme a Tenerife. Se habían quedado a las puertas del ascenso y conmigo de entrenador ganamos la Copa, ganamos la Liga, ascendemos y el año siguiente a pesar de los múltiples problemas económicos que acosaron al equipo hicimos una liga fantástica y cuando a falta de ocho jornadas me despiden el equipo estaba salvado y en puestos de PlayOffs. Me despiden por un tema económico, el club no me pagaba y yo les denuncie, pero esperaron a cesarme a que el equipo estuviera salvado.

“Lo más importante de un entrenador es que sepa adaptarse a las circunstancias que se encuentra. Una cosa es adaptarse y otra permitirlas y no intentar mejorarlas”

P: Tras Tenerife llega tu primer descenso con Lleida ¿Uno de tus peores momentos?

R: Llego a mitad de temporada para sustituir a Petrovic y me como un descenso. No fue por no haberlo intentado, estuvimos a punto pero no fuimos capaces de sacarlo adelante. Cogí el equipo abajo y no pudimos darle la vuelta. Un lunar en mi carrera que todos tenemos, forma parte de la carrera del entrenador.

P: No bajas con ellos porque, de nuevo, vuelves a Valladolid

R: Retorno a Valladolid, al Forum, en un año muy difícil, con un final de locos porque a falta de un partido para acabar la temporada explota el escándalo del Forum Filatélico y jugamos un encuentro dramático contra el Breogan que el que ganara se quedaba y el que perdiera descendía. Se dio la casualidad de que descendí al Breogan que yo había ascendido. Un día muy crispado, con muchos nervios. El club se queda arruinado, no había dinero y se apuesta por gente de la casa. Traigo a Álvaro Calvo, a Roberto Morentín a jugar en ACB, casi sin fichajes. Hacemos un mal inicio de liga y me despiden. Luego llega Javier Imbroda y le traen cinco refuerzos, la segunda vez que me pasaba.

P: En ese equipo un joven empezaba a destacar, Sergio De la Fuente

R: Sergio debutó en el primer equipo conmigo en un amistoso en Peñafiel contra el Lietuvos Rytas, como titular. Había hecho toda la pretemporada con nosotros y algunos partidos amistosos como titular con 16 años. Luego es verdad que fue Imbroda quien le hizo debutar en ACB.

“Hice debutar a Sergio con el primer equipo contra el Lietuvos Rytas en un amistoso en Peñafiel. Apenas tenía 16 años pero hizo toda la pretemporada con nosotros”

P: También en ese tiempo en los banquillos de Valladolid eres fundamental para que Iñaki Martín comience su andadura en el primer equipo

R: Una de las personas que da mi nombre para que entre a formar parte del Forum es el padre de Esteban. Yo soy amigo de su padre de toda la vida, conozco a Esteban desde que nació, he seguido su trayectoria y cuando surgió la posibilidad de incorporar a un chico que ayudará al cuerpo técnico como aprendiz ni me lo pensé, una forma de cerrar el círculo de una situación que se había producido mucho antes y fue un motivo de alegría poder incorporar a Esteban al staff técnico y que siga a día de hoy siga en el primer equipo de la ciudad.

R: Hablábamos del despido en Valladolid…¿Qué viene luego?

R: Vuelvo a Breogan, ganamos una Copa Príncipe, nos quedamos a las puertas en una Final Four espectacular contra Tenerife, contra San Sebastián que Andy Panko nos metió una espectacular y no supimos dar respuesta. Subió el Gipuzkoa de Pablo Laso.

Fueron tres años en Breogán, dos temporadas en Ourense y llega el momento de dar un corte, decido que quiero hacer otras cosas diferentes, trabajar fuera de España. Cierro una etapa de ocho temporadas en ACB como primer entrenador, ocho temporadas LEB Oro como primer entrenador  y decido aceptar una oferta de la República Centroafricana para entrenar a la selección.

AFROBASKET
Paco García dirigió a la República Centroafricana en el Afrobasket de 2011

Me voy allí en un stage de tres meses, tenía experiencia de 113 veces internacional con España, y les preparo para el Afrobasket, una máxima competición continental. Después aparecen ofertas de México, de Venezuela y acepto una de Brasil. Me parece muy tentador, entrenar en otro idioma como el portugués. Fueron tres años y pico fantásticos. Coger un equipo recién ascendido y llevarlo a una final continental, dos semifinales de liga. Muy bonito.

P: Hablabas de Ourense, allí coincidiste con Raúl Jiménez que, por desgracia, nos ha dejado recientemente

R: Hay mucha gente que está en el recuerdo. Lalo García, Sergio Luyk, Manel Comas… jugadores, entrenadores, gente a la que he tenido un cariño especial. Raúl está demasiado reciente, todavía presente. Sobre todo por la forma en la que fue, un cáncer en apenas cuatro meses. Toda la gente que le queríamos, sus amigos, la gente que le teníamos mucho cariños vamos a hacerle un homenaje en su ciudad natal, en Guadalajara, para intentar que sea recordado.

Es una de esas personas que te deja marcada. Primero como entrenador ayudante, de lo mejorcito que yo he tenido, un tío fiel, trabajador, con las ideas claras, siempre al lado del entrenador, sin dudas. Un técnico de primer nivel que no ha tenido el tiempo suficiente para poder estar arriba que es donde merecía estar.

P: Volviendo a tu periodo como seleccionador, también allí te preocupaste mucho de intentar mejorar las precarias situaciones en las que te encontrabas a veces

Lo más importante de un entrenador es que sepa adaptarse a las circunstancias que se encuentra. Una cosa es adaptarse y otra es permitirlas, dejar que las cosas sigan sin mejorar, sin progresar. Y eso es lo que hicimos con la selección, hicimos una concentración de un mes en Lille, después fuimos a Balí y después al torneo en Madagascar. Cada vez las cosas funcionaban mejor, con más orden, más planificación y de hecho el sexto puesto de aquel Afrobasket sonaba a Champions League para un país tan pequeño.

P: ¿Qué paso con Romain Sato, la estrella de esa selección?

R: No acudió, nos dejo tirados a última hora. Respetamos su plaza porque nos había prometido que iba a venir pero después de varias conversaciones, unos problemas contractuales con Panathinaikos le impidieron venir. En ese equipo destacaban Michael Mokongo que había estado conmigo en Lugo o Max Kouguere que ha estado en ACB con Manresa. Sin embargo, la principal estrella de aquella selección no acudió.

P: Y que nos puedes contar de la presencia de otros seleccionadores españoles como Iñaki Martín, Natxo Lezkano, Ángel Manzano o Alberto Codeso

AFROBASKET2
Paco García junto al resto de técnicos españoles en el Afrobasket´11

R: Fue una experiencia bonita. A tantísimos kilómetros de tu casa, estar con gente amiga es una gozada. Siempre teníamos un rato para estar juntos, compartir impresiones, tomar una cerveza.  Alegría y satisfacción de poder compartir ratos tan lejos de casa con gente tan cercana.

P: Nos decías que te fuiste a Brasil, pero tuviste problemas al principio para poder entrar en el país ¿Verdad?

R: Estuve allí tres años y unos meses. Como siempre digo, yo venía de un país que tiene siempre las puertas abiertas para quien quiera entrar y cuando yo fui a Brasil todo son problemas, dificultades, envidias. Poco a poco lo fuimos solventando. Los que al principio creían que les iba a quitar el trabajo son los que luego me eligieron como entrenador del All-Star y me permitieron ser uno de los entrenadores más reconocidos y esa es quizá la mejor satisfacción.

P: De tus temporadas en el equipo brasileño se escribió un libro hace poco

R: Un libro que cuenta la historia del Mogi das Cruzes en el que tengo un apartado especial. Han sido tres años de un crecimiento fantástico, de jugar una final de liga paulista,una final continental, dos semifinales contra Flamengo en la liga NBB… pasar en apenas tres años del cero al casi el infinito fue muy bonito.

P: ¿Qué te hizo rechazar ofertas de otros países como México o Venezuela y aceptar la de Brasil?

Seguridad a todos los niveles a nivel de vida, a nivel de cobrar. Cuando te vas fuera es evidente que vas para cobrar un dinero que aquí en España en esos momentos no se pagaba. Tuve la fortuna de encontrarme en una ciudad en la que solo había baloncesto, sin fútbol y voleibol, y un club que quería mejorar y quería escuchar al entrenador. Era fundamental lo que el técnico europeo dijera. Al final en esos tres años y pico se transformó un vestuario cutre en un vestuario de primer nivel europeo, una sala de técnicos muy buena, una sala de fisioterapia que ya la quisieran muchos equipos de Europa.  En un estadio una pista de juego de primer nivel, la satisfacción de a nivel organizativo que como entrenador pude y quise aportar. Constantemente te preguntaban en que podían mejorar.

P: Quizás lo peor fue la distancia con la familia.

R: Evidentemente, mi hija mayor estaba en Estados Unidos, mi mujer y mi hija en España es lo que quizá condiciona que con la aparición de los primeros problemas económicos en el club, decido rescindir mi contrato y volverme a casa.

P: ¿Es aquí cuando aparece la figura del Comercial Ulsa CBC Valladolid?

R: Aparece la figura de Mike, él me llama después del descenso y me dice que quiere tomar un café. Mi sorpresa fue que me dijo que quería que cogiese el equipo. Yo iba a estar este año en Valladolid, por lo que pudimos llegar a acuerdos organizativos, por encima de los económicos para ayudar al club a crecer y olvidar os problemas vividos la temporada anterior. La intención de luchar por recuperar la ilusión en el baloncesto de la ciudad me llevó a que aceptara incluso ante la oposición férrea de mi mujer para que firmara.

1472126047-comercial-ulsa-acuerdo-patrocinio-ciudad-valladolid-1-large-nocrop
Mike Hansen, Paco García y Javier Gómez, de Comercial Ulsa, el día de su presentación

P: ¿Pone algunas condiciones Paco García a la hora de aceptar?

R: Sí, principalmente a nivel organizativo. Algunas se han podido cumplir, otras estamos en vías de poderlas mejorar aunque sea de cara a la temporada que viene, sea quien sea el entrenador.

P: Una temporada con muchos momentos duros, ¿alguna vez has pensado en rendirte?

R: No, jamás. Yo soy una persona muy organizada en mi trabajo, muy estructurada. Cuando digo que saco adelante una cosa solo necesito el apoyo de los que mandan. Evidentemente si ellos deciden que se acabó no hay más. Sin embargo, si cuento con su apoyo tiro para adelante. Mi adaptación a la categoría y a los jugadores está claro que no ha sido fácil, pero siempre digo que la profesionalidad no depende de la nómina sino de lo que uno quiere dar. A pesar de ello, tengo la satisfacción de haber conseguido realizar un gran trabajo, al mismo nivel que si hubiese estado en ACB. Entiendo que para los jugadores tampoco sea fácil seguirme, para ellos ha tenido que ser muy duro aguantar la presión y la exigencia diaria.

P: Esa exigencia a veces criticada, ¿es la que nos ha permitido pasar de ser un equipo descendido a lograr la permanencia e incluso a clasificarnos para los playoffs?

R: Sí, pero hay más cosas al margen de los resultados deportivos. Evidentemente en la primera vuelta ya habíamos logrado las mismas victorias que en la temporada anterior, a falta de siete jornadas estábamos salvados; a falta de una, clasificados para playoffs. Son motivo para estar orgulloso, pero hay más cosas. Hemos conseguido que Rowell juegue de  tres y que pueda llegar a ser un gran profesional del baloncesto; le hemos hecho ver a Miguel tanto el lado bueno como el malo del baloncesto y que no todo es tan bonito como lo pintan; hemos logrado sacar la mejor versión de Sergio de la Fuente; hemos aprovechado a un jugador como Pablo Esteban, debutante en la categoría o ver la mejor cara de un Daniel Astilleros que yo pienso que es un gran jugador. Había varios retos individuales que queríamos cumplir y yo creo que lo hemos logrado.

P: Una vez conseguidos los playoffs, ¿hasta dónde puede llegar el CBC Valladolid?

R: Competir, ese es el objetivo principal. Hemos logrado que Valladolid se enganche al baloncesto. Ha habido partidos en los que la afición ha sido clave para que el equipo lograse la victoria, que animaba al máximo y creo que en 30 partidos tan solo podemos criticarno el partido de Morón en Valladolid, el de Zornotza en Amorebieta y la falta de atención contra el Albacete. Son los únicos partidos que yo suspendo al equipo, en el resto hemos dado la cara y eso es de alabar a los jugadores. Sin embargo, todo ello se debe a la exigencia diaria, sin eso yo creo que no estaríamos en playoff.

17426055_1463373237037796_6737584257195300622_n

P: Tras el partido contra Albacete llegaste a decir que el equipo estaba fuera de playoffs. Sin embargo, el equipo se repuso y volvió a dar su mejor versión.

R: No fue una semana fácil después de Albacete. Sin embargo, el equipo se repuso una vez más. Nos pasó después de Morón y Zornotza también. El equipo siempre ha dado un paso adelante y eso es algo importante también para mí.

P: ¿La continuidad de Paco García depende del papel del equipo en los playoffs?

R: No, la continuidad de Paco García depende de sí la directiva quiere que siga y del proyecto del año que viene. Si el proyecto significa pelear por el primer puesto, si no es así no voy a estar. Necesito una ambición desde todos los puntos del club por mejorar. Si hay una opción Valladolid ambiciosa no descarto seguir, este año ya rechacé tres ofertas y en verano dependerá de lo que se dilate la opción de continuar o no en el CBC.

“El objetivo del equipo en los PlayOffs es competir. Mi continuidad depende de que la directiva quiere que siga y de la ambición del proyecto deportiva”

P: Por otro lado, en lo que se refiere al futuro del CBC Valladolid, ¿en qué le afecta la supresión del canon ACB?

R: La verdad es que no lo sé. Yo siempre he dicho que Valladolid por ciudad, por afición y por pabellón ha de estar bien colocado. Lo que está claro es que estamos en un momento de cambio en el deporte profesional. La crisis sembró el terror en el deporte profesional y ahora vamos a ver las consecuencias de esa crisis. Ya hemos visto en muchos deportes que algunos equipos han tenido que desaparecer porque es inviable seguir adelante. También habrá que ver cómo actúan las propias organizaciones, pero insisto en que Valladolid siempre ha de estar bien posicionado.

P: Antes de ir con nuestro habitual ‘Uno contra uno’ un repaso por los 113 partidos que has estado como miembro del cuerpo técnico en las categorías inferiores de la selección española. ¿Cómo recuerdas aquella etapa?

R: He estado en tres mundiales, un preeuropeo, dos europes, dos juegos mediterráneos y una universiada. Uno de los campeonatos más especiales fue uno de los juegos mediterráneos, en Bari, ganamos a Italia en la final, los anfitriones, y ante eso no hay palabras para describirlo. Después hice bronce en una universiada, un bronce en un europeo y un bronce, como segundo entrenador, en otro europeo.

P: ¿Algún jugador que te haya sorprendido?

R: Es imposible olvidarte de la generación del 80. Haber entrenado a jugadores como elipe Reyes, Navarro, Calderón o incluso Pau Gasol es un motivo de orgullo importante. Haber entrenado a jugadores que con el paso de los años siguen estando en la élite mundial y que además cuando se lo solicitas te echan una mano es algo que no se puede olvidar.

P: ¿Podrías decir un quinteto ideal de todos los jugadores con los que has trabajado?

R: Muy difícil. A nivel de selección hay un jugador por encima de todos, Pau Gasol; al que se unirían Calderón y Navarro. Después, a nivel de club me quedo con una leyenda como Lalo García y el jugador más determinante que he tenido en mis filas, Anthony Gonner, si él quería ganar, ganábamos.

P: ¿Qué le pides a tu cumpleaños?

R: Salud. Única y exclusivamente salud. Cuando te vas dando cuenta de que por el camino se van quedando amigos todo queda en un segundo plano, lo único importante es la salud y la familia.

uno contra uno

  • Una profesión si no jugases al baloncesto: Periodista deportivo
  • Una virtud: El orden, soy maniáticamente ordenado. La segunda, la puntualidad.
  • Una cualidad que tengas que mejorar: La paciencia
  • Una comida: El lechazo
  • Una canción o artista: Soy muy clásico. Queen, Dire Straits, etc.
  • Una película: Bravehearth
  • Un libro: La historia de los Baltimore
  • Un hobby: Ver deporte, pero sobre todo estar en familia, con mi mujer.
  • Una ciudad que visitar: Valladolid la primera de todas. Después París y Nueva York, nadie se puede quedar sin verlas.
  • Un lugar de Valladolid: La Antigua, donde me casé y mis hijas han sido bautizadas. Campo Grande, el patio del colegio Lourdes, el estadio José Zorrilla o el Pisuerga. Soy muy pasional con mi ciudad.
Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail