PLAYOFFS2

El Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid está en semis

Contra todo pronóstico, el CBC Valladolid logró vencer en el Pedro Ferrándiz al HLA Lucentum por un ajustadísimo 66-68 a pesar de manejar rentas de veinte puntos. Los locales han puesto muy difíciles las cosas a las ardillas que una vez más cimentaron su victoria en la defensa y la inspiración de Sergio De la Fuente (24) en ataque. El viernes, primer partido en Pisuerga contra CB Morón. 

Lo impensable hecho realidad, lo utópico de un sueño convertido en tangente verdad. El Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid apeló a la “épica” de Sergio De la Fuente para remontar una eliminatoria en la que han estado por detrás en dos ocasiones y en una desperdiciaron un primer matchball. Con Rowell Graham-Bell a medias (disputó 24 minutos y sumó 11 de valoración a pesar de arrastrar molestias) el conjunto carmesí volvió a repetir la tónica de esta serie, la defensa. En los cinco partidos, salvó los veinte primeros minutos del Game 1, se ha jugado a lo que ha querido el Ciudad de Valladolid. Tanteos bajos, ritmo lento y buen “timing” para saber cuando escaparse en el marcador.

En este último encuentro a todo o nada las ardillas quemaron todas sus naves desde los primeros compases. El capitán asumía responsabilidades en ataque y la presión atenazaba a la interminable batería de exteriores del Lucentum Alicante que tardó dieciséis minutos en ver aro desde la larga distancia. Sergio, que rehuía el emparejamiento con Rejón en la zona y acertaba desde el triple, y Astilleros, que sigue rayando al mismo nivel en toda la eliminatoria, construían una ligera ventaja que a la postre sería decisiva (4-16, min.7). La salida de Graham-Bell desde el banquillo aportaba más intensidad en defensa y una solución en ataque, algo que echó en falta el Comercial Ulsa en el cuarto partido.

En el segundo periodo el banquillo de Alicante, liderada por Álvaro Martín y Nikolic, no conseguían suturar esa brecha que habían abierto las ardillas en el marcador. Un triple desde la esquina de Miguelón ponía el +15 (15-30, min. 25) que obligaba a Zapata a pedir un nuevo tiempo muerto. De nada sirivió. Boubacar Sidibe recogió el relevo anotador y también desde el 6´75 y bajo el aro sembró el terror en ambos lados de la cancha. Con 24-41 se llegaba al descanso en el Pedro Ferrándiz, reflejo de la consistencia y la solidez con la que el CBC salió a la pista. No obstante, el Lucentum Alicante, espoleado por su gente, no iba a dar su brazo a torcer tan fácilmente. No lo ha hecho en toda la serie y este encuentro no iba a ser una excepción.

Con un Álvaro Lobo en estado de gracia (parcial de 9-0 y 35-46) y bien secundado por Martín y Marzo, las diferencias se iban reduciendo a pesar de situarse en un +20 hasta tal punto que un lanzamiento triple del base (54-53, min. 34) culminaba la remontada y provocaba el temor en tierras castellanas. En ese momento, lastrado por las faltas, emergió con fuerza la figura del capitán. Sergio se echó el equipo a la espalda y canasta a canasta puso el partido en bandeja antes del carrusel de tiros libres. Los triples daban vida a Alicante (+4 a falta de dos minutos) pero los pupilos de Paco García no fallaron desde el 4,60 cuando más apretaban las 3.000 gargantas del Pedro Ferrándiz. Ni siquiera un triple imposible de Reyes y un fallo de Pablo Esteban desde el tiro libre sirvió para que los locales se llevaran el partido. Reyes tuvo la última pero el balón no entró y la serie y la eliminatoria hicieron las maletas con destino Valladolid. Su próxima parada, el viernes 12 de mayo a las 20:45 horas ante el CB Morón. Las semifinales de los PlayOffs de Ascenso esperan a un CBC que sigue soñando en oro.

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail