Cristian Uta: “Veo al equipo muy bien, podemos estar en Playoffs”

Tras charlar con el base canario Óscar Alvarado, sigue conociendo a la plantilla del Carramimbre CBC Valladolid. En esta ocasión es Cristian Uta (Targu Mores, 24/12/1997) el que se sienta con vosotros para dar cuenta de su todavía corta trayectoria deportiva. Los cambios entre Rumanía y España, su experiencia en Málaga y Granada o sus gustos y aficiones.

Uta es el único jugador del Carramimbre CBC Valladolid que ha jugado Euroliga / E.P.

Navidades de 2016. 31 de diciembre. El Ciudad de Valladolid visita a uno de los líderes de la LEB Plata, el Granada, que sueña con su clasificación para la Copa. Un rival, el conjunto andaluz, plagado de estrellas pero en el que destacó sobremanera en aquella fría tarde un pívot suplente, un rumano de 2´11 metros que hizo trizas el juego interior vallisoletano. Su nombre, Cristian Rares Uta. Sus números, 19 puntos, 14 rebotes y un 90% en tiros de campo. Imparable. Fue, la pasada temporada, una de las mejores en la todavía corta carrera de Cristian Uta. Nacido en Targu Mores, sus primeros pasos deportivos fueron en el fútbol sala y en el balonmano pero la genética, tan caprichosa, hizo que creciera y creciera sin límites. Un día, en educación física, este amante de la fotografía de nombre Cristian, descubrió los aros y las redes. Desde entonces, a pesar de no ser un deporte con mucha tradición en Rumanía, Uta pudo jugar y los ojeadores del Unicaja de Málaga estuvieron rápidos para fichar a una promesa que desde entonces no ha parado de progresar llegando incluso a debutar en Euroliga. Sin dejar de lado los estudios, ha ido quemando etapas en el equipo andaluz llegando incluso a ser internacional con la selección de su país a la que espera clasificar para el próximo Eurobasket. Tímido y reservado pero afable en las distancias cortas, Cristian reconoce ser un excelente cocinero, un trabajador persistente que siempre entra con el pie derecho en las canchas y un pianista prometedor. Conoce un poco más al número “11” del Carramimbre CBC Valladolid y no te despistes, Álex Reyes está preparado para pasar por la web en los próximos días.

Pregunta (P): Bueno Cristian, ¿cómo fueron tus inicios en el baloncesto?

Respuesta (R): Bueno, a pesar de que mi padre y mi madre siempre han jugado, yo nunca tuve la oportunidad. Jugaba a balonmano y al fútbol hasta que un día en el colegio pusieron clases de baloncesto y me enamoré de este deporte y sin darme cuenta, poco a poco fui a más hasta llegar aquí.

P: ¿Era difícil jugar allí en Rumanía?

R: En Rumanía no, no hay mucha tradición, pero en mi ciudad sí que tuve la suerte de que hubiera baloncesto y por eso empecé.

P: Aquí en España siendo Cadete explotaste muy joven, pero, ¿Aspirabas a ser profesional?

R: Cuando llegué a España mi objetivo era ser profesional y llegar lo más lejos posible. Antes no, lo primero eran los estudios y el instituto.

P: ¿Qué tal la experiencia como internacional en categorías inferiores y la selección absoluta de Rumanía?

R: Muy bien, por eso vine aquí. Ha sido una experiencia muy chula y divertida y además mejoré mucho en esas convocatorias.

P: Hay jugadores rumanos aquí en la LEB Oro, como Emmanuel Cate, por ejemplo…

R: Sí, Cate y los de mi generación son bastante buenos, con bastantes minutos con Rumanía. Algunos se han ido a América y lo están haciendo bien.

P: Precisamente a América no pudiste ir por tener contrato con Unicaja…

R: Tuve algunas ofertas de varias universidades pero decidí quedarme en Unicaja.

P: Un Unicaja con el que debutaste en Euroliga, ¿Uno de tus mejores momentos?

R: Sí, fue increíble. Recuerdo que fue en Estambul contra Darusafaka, con Joan Plaza, y salí tres o cuatro minutos que espero repetir algún día Fue increíble.

P: Cedido en Granada el año pasado el objetivo era ascender aunque no pudo ser…

R: No pudo ser y fue un poco decepcionante. Queríamos conseguirlo y teníamos el mejor equipo, pero la LEB Plata es muy igualada y siempre hay muchas sorpresas, pero les deseo mucha suerte para este año y que consigan ascender, que van primeros.

P: ¿Qué grades diferencias hay entre el baloncesto allí en Rumanía y aquí en España?

R: La profesionalidad y el dinero que se invierto. Allí en Rumanía hay un par de equipos que están bien y no hay mucha cultura con el baloncesto, así que espero que ahora junto con los de mi generación consigamos que esto vaya a mejor poco a poco para atraer más aficionados.

P: ¿Fue difícil tu llegada a España?

R: Sí, fue algo difícil porque era otra cultura, otro idioma, pero tuve la suerte de contar con buenos entrenadores y compañeros que me ayudaron mucho y no tuve muchos problemas

P: Coincidiste con Constantin Popa, otro rumano fichado por Unicaja

R: Él vino un año después, pero sí, me vino bien, porque somos amigos.

P: Hace unas semanas fuiste convocado con la absoluta de Rumanía, ¿qué tal la experiencia?

R: No jugué mucho pero me ha dicho el entrenador que poco a poco tendré más protagonismo porque quiere hacer un cambio generacional. Y muy bien, jugamos contra Italia y esa experiencia me sirve de mucho.

3.7 puntos y 2.5 rebotes en 10 minutos para un Uta cada vez más protonista

P: ¿Cuál es vuestro objetivo?

R: El objetivo nuestro es clasificarnos para el Europeo, hacer piña y jugar bien.

P: Con apenas 19 años acumulas muchos partidos y diferentes experiencias a tus espaldas, ¿cómo lo estás viviendo?

R: Bien. Tuve mucha suerte de haber vivido todas esas experiencias: Euroliga, Europeos, la selección… y me ayuda porque muy pocos jugadores pueden jugar toda una vida en un mismo equipo, y así vas probando entrenadores, estilos… y me está viniendo bien.

P: ¿El verano pasado esperabas un cambio o querías seguir en Granada?

R: Hablé con mi agente y quería dar ese paso a LEB Oro, ir hacia adelante, así que me ofrecieron Valladolid y no tardé en decir que sí.

P: ¿Conocías al equipo antes de venir aquí?

R: No conocía ningún jugador, pero mi agente me había hablado muy bien.

P: Muy diferente jugar como visitante que como local…

R: Obviamente (risas). De visitante no estás metido ahí, en el ambiente.

P: ¿Cómo fueron tus primeros en la ciudad, con tus nuevos compañeros y tu nuevo entorno?

R: Muy bien, los compañeros son muy buena gente todos, nos ayudamos, no hay mal rollo así que desde el primer día me sentí muy bien.

P: ¿Qué objetivos tiene el equipo para esta temporada?

R: El primer objetivo era no descender pero el equipo va muy bien y yo digo, aunque no sé lo que ha dicho Paco, clasificarnos para los playoffs.

‘Uno contra uno’ y ‘De Ardilla a Ardilla’

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail