Previa Actel Força Lleida – Carramimbre CBC Valladolid: Contra Lleida contagiados por el ‘Virus FIBA’

Con todo en contra. Así es como se presenta el partido de este viernes para el Carramimbre CBC Valladolid. El conjunto de Paco García se medirá a partir de las 21:00 horas al Actel Força Lleida en el Pavelló Barris Nord con tan sólo ocho jugadores del primer equipo. Una cifra que se antoja escasa, pero que alarma aún más cuando se observa que entre esos ocho jugadores no hay ningún pívot. Las ardillas tendrán las bajas de Jito Kok y Cristian Uta para este encuentro, ya que ambos se encuentran concentrados con sus respectivas selecciones debido a una ventana FIBA que se prolongará hasta el 27 de noviembre, día en que regresarán ambos internacionales.

A por la sexta victoria

Sin embargo, el cuadro de Paco García se encuentra centrado al 100% en la cita de este viernes. El conjunto vallisoletano, actualmente sexto clasificado de la LEB Oro quiere volver a la senda de la victoria tras la derrota sufrida la pasada semana ante el CB Prat en el Polideportivo Pisuerga. Los carmesí quieren conseguir la sexta victoria de la temporada y acercarse un poco más al objetivo principal de la temporada: la salvación.

Frente a las bajas será clave la actuación de Sergio de la Fuente, Max Hopfgartner y Rowell Anton Graham-Bell. Sin duda, serán las piezas que Paco García utilice para encajar el puzzle en la pintura ante la ausencia de sus dos ‘cincos’. Seguramente Sergio tendrá que hacer las veces de pívot, mientras que Graham-Bell volverá a sus inicios como cuatro. Además, Hopfgartner contará con más minutos de los que viene disputando habitualmente y tendrá que dar un paso adelante.

Para ensayar todo esto el club vallisoletano está contando esta semana con la inestimable ayuda de Alioune Senghor, cedido por el Virgen de la Concha de Liga EBA. El pívot africano está aportando su imponente físico en los entrenamientos con el objetivo de mejorar la calidad de los mismos ante la ausencia de Kok y Uta.

Dukanovic, la gran amenaza

En frente estará un Actel Força Lleida comandado por Brano Dukanovic. El conjunto catalán está situado actualmente en el noveno puesto de la clasificación con un balance de cuatro victorias y cinco derrotas. Unos números muy similares a las del Carramimbre CBC Valladolid, lo que augura un partido igualado y competido de poder a poder.

En cuanto al juego ilerdense cabe destacar su potencial exterior. Al mencionado Dukanovic, segundo máximo anotador de LEB Oro con 15,56 puntos por partido, se hallan Miguel Feliu y Jarred Ogungbemi. Los tres son los pilares fundamentales en el apartado ofensivo del equipo y constituyen uno de los perímetros más potentes y fiables de la competición.

Por otro lado, el Lleida también sufrirá el ‘virus FIBA’. Los de Borja Comenge no podrán contar para este partido con Kregor Herme, convocado con el equipo nacional letón, aunque finalmente sí lo harán con Mike Karena, que no ha entrado en la lista definitiva de Nueva Zelanda por su reciente lesión. También podrán contar con Davis Rozitis, recién incorporado al cuadro del Actel Força Lleida ante el problema que se avecinaba para este partido, que debutó en la jornada 8 ante el Unión Financiera Baloncesto Oviedo.

Otro punto negativo para los catalanes será la presión de jugar en casa. Un aspecto que suele constituir una ventaja pero que en el caso del Actel Força Lleida está resultando un quebradero de cabeza. De sus cuatro partidos en Barris Nord, tan sólo han conseguido una victoria. La lograda ante Sammic Hostelería en la jornada 6. El resto de encuentros, ante Oviedo, Lugo y Palma, se cuentan por derrotas. Un mal psicológico ante su afición que los de Borja Comenge intentarán solventar ante el Carramimbre CBC Valladolid.

Partido igualado, por tanto, el que viviremos este viernes a partir de las 21:00 horas en el Pavelló Barris Nord entre dos conjuntos separados por tan sólo una victoria y tres puestos en la clasificación. Además, ambos intentarán explotar al máximo su perímetro, obligados por el ‘Virus FIBA’, ya que los compromisos internacionales les han robado gran parte de su potencial en la pintura. Algo que se podía haber solventado si la FEB hubiese aceptado el aplazamiento del partido que ambos clubs habían acordado para el día 7 de diciembre, pero que el organismo dedicado a la organización del baloncesto nacional rechazó.

pACO GARCÍA: “Hemos probado cosas distintas para competir”

Tras una semana “diferente y complicada” por las mencionadas ausencias, Paco García ha comparecido ante los medios de prensa para analizar cómo afronta el Carramimbre CBC Valladolid su duelo frente a Lleida y para agradecer al CB Virgen de la Concha la cesión de Alioune Senghor y ha dejado la puerta abierta para “más contactos” con el cuadro zamorano: “Hemos cambiado algunos detalles. Tendremos que intentar cosas diferentes ante la evidente falta de centímetros. Sergio y Max Hopfgartner, quien tiene que dar un paso adelante, tendrán que jugar de pívots y usar su versatilidad contra sus hombres grandes. Además Álex Reyes y Graham-Bell disputarán algunos minutos en la posición de ‘cuatro’. Hemos probado cosas distintas para tratar de sacarles de su juego pero sin renunciar a lo que nos gusta que es defender y correr”, ha reconocido el técnico vallisoletano. “Vamos a competir y a disputar un partido lo más abierto posible, si luego caemos porque somos ocho y los centímetros nos pesan, es lo que hay, puede pasarnos, pero quiero que mi equipo esté preparado para competir y creo que lo vamos a hacer”, ha recalcado. La convocatoria, por tanto, estará formada por los ocho jugadores profesionales de la plantilla más los Junior Eduardo Castaño y David Paniagua.

Lejos queda ya la derrota y “el accidente” ante CB Prat porque a la cita en casa de Actel Força Lleida hay que sumarle la visita de Cáceres Patrimonio de la Humanidad a las ardillas el próximo martes: “Tenemos los dedos cruzados para que Jito Kok y Cristian Uta puedan llegar el lunes y entrenar al menos por la tarde parar preparar el partido, porque es de máxima importancia”, ha afirmado el entrenador. Preguntado sobre las ventanas FIBA en sí, Paco García no ha dudado en mostrar su visión sin reparos: “No entiendo por qué la Liga Endesa o la Liga Día femenina paran por los compromisos internacionales y nosotros no, y nos ponen otra jornada inmediatamente después para que en Pisuerga haya 500 personas y no los 2.000 habituales porque tenemos que competir con la Champions, después de que dos clubes como Lleida y Valladolid hayan alcanzado un acuerdo de aplazamiento y la FEB nos lo haya rechazado. Nos ponemos tantas zancadillas y a lo mejor por eso la LEB Oro no tiene ningún sponsor ni ninguna plataforma para poder ver esta competición”, ha sentenciado.

  • rueda de prensa íntegra:

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail