Al Carramimbre CBC Valladolid le tocó truco

Derrota del Carramimbre CBC Valladolid en un partido en el que Pisuerga llevó en volandas a su equipo hasta un final muy igualado que se decidió por pequeños detalles. Wade-Chatman (17 puntos) tuvo dos tiros libres para forzar la prórroga pero falló el segundo y el CB Breogán sigue invicto tras su visita a las ardillas. Gantt con 15 puntos y Kok con 10+8, también brillaron mientras que en los celestes Demetrio (19), Arco (18) y Lofberg (17) fueron los más destacados.

El Carramimbre CBC Valladolid volvía a jugar en Pisuerga tras cosechar una trabajada victoria ante el UF Oviedo. En el mismo escenario en el que dominaron por hasta 28 puntos a los asturianos, las ardillas cayeron ante el potente CB Breogán de Lugo por un ajustadísimo 84-85 que se decidió desde la línea de tiros libres y con ciertas polémicas decisiones arbitrales. Era un partido especial para Paco García, cuya historia en el conjunto gallego está plagada de éxitos. El míster fue testigo desde la banda del excelente inicio de su equipo, que manejaba las primeras rentas del partido gracias a Sergio De la Fuente y un par de triples de Greg Gantt. También se mostraba especialmente acertado un Jito Kok que era el único jugador capaz de frenar a los Stainbrook, Demetrio y Guillen Rubio de los visitantes. Cuando las rotaciones hicieron efecto en ambos equipos el líder invicto de la LEB Oro empezó a irse en el marcador. La mayor profundidad de banquillo de los de Natxo Lezcano les facilitaba seguir anotando en el segundo cuarto mientras que al Carramimbre CBC Valladolid, que había conseguido un ilusionante 24-20 en el primer período, se atascaba en el marcador.

Paco García solicitó un tiempo muerto para frenar el ímpetu de los celestes en el ecuador del segundo cuarto (26-30, min.15) pero un inspirado Salva Arco y la percusión de la batería de interiores del cuadro gallego, con Stainbrook y Demetrio como solistas más destacados, minaba la moral de las ardillas. Astilleros, desde la línea de triple, animó a los suyos a seguir peleando en un aviso de lo que estaba por llegar. Al descanso, las diferencias eran tan solo de siete puntos y las sensaciones en Pisuerga aventuraban que lo mejor estaba por llegar.  El resultado, 37-44 con un Demetrio estelar (13 puntos).

Equipo y afición rozaron la machada de ganar al líder invicto

Tras el descanso llegó la esperanza para el CBC Valladolid. Chatman, Gantt y Reyes dirigidos por un excelso Óscar Alvarado fueron reduciendo poco a poco la distancia hasta que tres tiros libres seguidos de “GG” pusieron por delante a las ardillas (55-54, min.36) y despertaron las gargantas de la grada. No sería la única ocasión en la que los aficionados carmesí se harían notar ya que el final del partido propició diferentes situaciones polémicas en las que la marea carmesí no entendió las decisiones de los árbitros.

Un triple de Christian Díaz daba oxígeno a falta del último cuarto  a un Café Candelas que se encomendaba a Salva Arco y Lofberg como referencias ofensivas (58-59). Conjurados con su afición, los pupilos de Paco García echaron el resto para intentar llevarse el triunfo. Y lo tuvieron en su mano gracias, entre otras cosas, a la explosión anotadora de Óscar Alvarado. El mago canario empezó a sacar trucos de su chistera con ocho puntos seguidos, dos triples incluidos, que pusieron al Polideportivo Pisuerga patas arriba. Los locales se marchaban en el marcador por hasta siete puntos (77-70, min.35). Max Hopfgartner aprovechó los problemas de faltas de Jito Kok para reclamar protagonismo con un buen gancho y Astilleros, que junto a Reyes fue de los más destacados en el perímetro carmesí, sumaba también una trabajada canasta a tabla. Lejos de ponerse nerviosos ante la que sería su primera derrota de la temporada, los de Lezcano creyeron en sus posibilidades y se beneficiaron de las dudas de un CBC Valladolid que tampoco recibió ayudas por parte del colectivo arbitral en jugadas dudosas.

El final fue agónico, con los dos equipos dándolo todo. En un desenlace a cara o cruz, el CB Breogan se llevó la victoria a pesar de dos canastas de pura seda de Wade-Chatman que obtuvieron su respuesta desde la línea del 4´60 a través de Díaz y Guille Rubio que no fallaron a pesar del sonido de viento que hizo temblar las ventanas de Pisuerga. El base americano de las ardillas dispuso de dos tiros libres para enviar el partido a la prórroga pero falló el segundo y tras varios toques los árbitros dieron balón al Breogán que confirmó su sexta victoria de la temporada y su candidatura al ascenso. En una noche de baloncesto de mucho nivel, al Carramimbre Ciudad de Valladolid no le sirvió aceptar el trato de llevar el partido a más de ochenta puntos y tuvo que conformarse con el truco de ver como los gallegos se iban de Pucela con la victoria en el bolsillo.

El equipo se coloca con un balance de tres victorias y tres derrotas en octava posición y viajará el sábado a Galicia para disputar la Jornada 7 contra el Río Ourense Termal.

Rueda de prensa íntegra de Paco García:

estadísticas:

 

 

 

Compártelo en redes sociales Facebooktwittermail